Sesión especial de Diputados en el penal de Ezeiza por la libertad de Esteche y Lescano

El martes, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados bonaerense sesionó en el penal de Ezeiza en repudio a la detención de los dirigentes de Quebracho, que permanecen alojados en esa unidad desde diciembre. Raúl “Boli” Lescano se encuentra momentáneamente en la Clínica de la Comunidad de Ensenada tras sufrir un ACV a principio de mes. Por su delicado estado de salud se pide el beneficio de prisión domiciliaria.

Esta sesión especial estuvo presidida por la legisladora del Frente para la Victoria, Fernanda Raverta, titular de la comisión. También participaron Alicia Sánchez, Marisol Merquel, Alejandra Martínez (FpV), Christian Castillo (FIT-PTS) y Guillermo Kane (FIT-PO). Los diputados expresaron su solidaridad con Raúl “Boli” Lescano, tras el ACV con hemorragia cerebral que sufrió el pasado 2 de mayo y acompañaron el pedido de prisión domiciliaria para el dirigente, a través de un proyecto presentado en la Cámara Baja. 

“Fue un gesto político importante más allá de las diferencias que puede haber entre los legisladores. El ACV que tuvo el Boli aceleró los motivos para sesionar ahí y creo que reforzó el pedido por la libertad de los compañeros más allá de la situación urgente de que se dé la prisión domiciliaria a Lescano, que ha sido recomendada hasta por un miembro de la Corte”, expresó el legislador Cristian Castillo en diálogo con Rap. Además, aclaró que, en tanto los referentes políticos no salgan de prisión es preciso garantizas condiciones dignas de detención, sin perder de vista que el fin prioritario de lograr su libertad. “Ellos son presos políticos, esto tiene que quedar claro”, destacó.

Cuando en 2013 se libró la orden de detención para los dirigentes de Quebracho, Lescano se encontraba internado por una operación de próstata. A pesar de su frágil situación de salud, la Justicia rechazó el pedido de prisión domiciliaria presentado por los abogados del militante. El Tribunal Oral en lo Criminal N°3 que condenó a los dirigentes por el escrache a local de Sobisch tras el asesinato del maestra Carlos Fuentealba, fue el mismo encargado de analizar el pedido de prisión domiciliaria.

Lescano corre riesgo de vida, incluso lo quieren volver a mandar a prisión si se recupera. Si estos jueces no resuelven la prisión domiciliaria después se van a  tener que hacer cargo de cualquier complicación que pueda tener su salud”, afirmó Castillo.

El 6 de mayo, el diputado nacional del FIT-PTS Nicolás del Caño también presentó un proyecto de resolución expresando su repudio y preocupación por la condena y encarcelamiento de los dirigentes.

Descargar entrevista completa


Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.