Ucrania: “se puede poner en peligro la paz mundial”

  El director del periódico “Resumen Latinoamericano”, Carlos Aznarez, analizó en S.O.S. Señal de Radio el panorama ucraniano. Enfocado en el rol de Estados Unidos, lo relacionó con el accionar del país en distintas partes del mundo, señalando que “lo más interesante es que al imperio no le resulta fácil hacer pie”.


El periodista realizó un repaso del conflicto, indicando que  se inició con la negativa del gobierno Ucraniano a firmar un tratado de libre comercio con la Unión Europea, en noviembre de 2013. Durante los siguientes meses se produjeron masivas movilizaciones en la capital ucraniana, con violentos enfrentamientos, que acabaron con la asunción de una coalición de la oposición. En los primeros días de este nuevo gobierno fue que se firmó un acuerdo de colaboración entre la UE y el país en cuestión, apuntando a un tratado de libre comercio a concretarse en los próximos meses. A su vez, estas acciones del gobierno acabaron con llevar a la región prorusa que se ubica al este del país a una rebelión en contra del nuevo gobierno, y la anexión de la península de Crimea a la Federación de Rusa. Esta escalada en el conflicto siguió aumentando en las últimas semanas al punto de la amenaza de convertirse en una guerra civil.

Aznarez señaló que “las primeras movilizaciones de enero se iniciaron con estudiantes y grupos de organizaciones vinculadas al nazismo, algo que parece de ciencia ficción pero es así, hay varios partidos fascistas que agitaron todo este tipo de movilizaciones y terminaron con acciones muy violentas”. En la conformación de estos grupos ultraderechistas señaló el periodista a E.E.U.U y la U.E. “Vuelve a revivir el fascismo en función de la gran cantidad de dinero que están poniendo desde hace mucho tiempo a favor de estos grupos, E.E.U.U y algunos países de la U.E, hablamos de quince mil nazis marchando con antorchas y uniformes” indicó Aznarez. También agregó que “no es sólo el partido neonazi, sino que hay otros grupos fascistas que integran el actual gobierno con dirigentes y afiliados de su partido”.

Estos grupos habrían tenido un rol protagónico en los días recientes, cuando un grupo armado atacó un puesto de guardia proruso que acabó con cinco muertos. Esto desembocó en el quiebre del armisticio firmado, entre la U.E., E.E.U.U, Rusia y Ucrania. El mismo fue acordado el 17 de abril en Ginebra, y estipulaba la desarticulación de los grupos armados de ambos bandos.

Poner a Ucrania en contexto

El conflicto ucraniano desató una fuerte puja armamentística entre los sectores en pugna. En los primeros días del conflicto, el parlamento ruso autorizó al presidente Vladimir Putin, de hacer uso de las fuerzas armadas en el este de Ucrania, en caso de ser necesario. Los movimientos militares en la frontera rusa como apoyo a los separatistas, desembocó a su vez en movimientos militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte -OTAN-.   El secretario general de la organización, Anders Fogh Rasmussen, anunció el miércoles 16 de abril que en la zona de conflicto “vamos a tener más aviones en el aire, más barcos en el agua y más disponibilidad en el terreno“. Por su parte, el parlamento ucraniano estaría aprobando en los próximos días una serie de medidas de “autodefensa”, entre las que se encuentra el regreso del servicio militar obligatorio. Superando las amenazas de un desenlace bélico, la U.E. Y E.E.U.U llevan adelante un paquete de sanciones económica contra Rusia, y a las que China decidió no acompañar.

Según el periodista, se puede observar  que “evidentemente se puso en marcha algo que E.E.U.U y la U.E. trataron de hacer en varios países, primero fueron las revoluciones de colores, después nos hablaron de la primavera árabe, pero detrás de todo eso hay una tendencia proimperialista, organizada por Estados Unidos y la Unión Europea para desestabilizar ese poderío ruso”. También agregó que con estas acciones, se busca impedir lo que podría ser una alianza entre Rusia y China, que hoy se lleva adelante.

Aznarez indicó que, sin embargo, “ambos sectores se van a cuidar, porque se sabe que si hay un enfrentamiento de esta envergadura, entre EEUU, UE, Rusia y también China que respalda a Rusia en todas sus decisiones, estamos en presencia de un proceso que puede poner en peligro la paz mundial, mucho más de lo que está ahora”.

El director del periódico Resumen Latinoamericano, concluyó que “lo más interesante de esto es que al imperio no le resulta fácil hacer pie, no le fue bien en Afganistán, no pueden entrar a Siria, no controlan la situación en Libia , tampoco en Venezuela, y ahora les está fallando Ucrania”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.