Ley antipiquetes: “esta discusión retrotrae muchos años”

El escritor y periodista Mariano Pacheco cuestionó el proyecto para la regulación de las protestas en el espacio público. Sostuvo que “el piquete es profundamente democrático porque da visibilidad a reclamos que no están contemplados en la democracia formal”.



Mariano Pacheco es autor del libro “De Cutral Có a Puente Pueyrredón”, donde estudia el surgimiento y desarrollo del movimiento piquetero. En referencia al proyecto de ley anunciado por la presidenta en la apertura de las sesiones legislativas, afirmó que, lejos de ser un debate nuevo, “la discusión se retrotrae a los años ´90 cuando irrumpían los cortes como medio de lucha, y se hacía la división entre los piqueteros buenos y los duros, que es algo que podría empezar a plantearse en caso de aprobarse esta ley, en términos de aquello que es legítimo e ilegítimo, donde los buenos serían aquellos que dejaran carriles libres y acataran las órdenes del Estado y malos y duros los que no lo hagan”.

Pacheco caracterizó como “peligroso” el proyecto de ley, sosteniendo que “conocemos lo que cuestan después este tipo de medidas con represiones abiertas o asesinatos”. También agregó que la propuesta legislativa deja en manos de la policía la responsabilidad para el control de la protesta, “ya que es esa fuerza la que en diciembre protagonizó amotinamientos con actitudes destituyentes”.

El periodista aseguró que “son las propias contradicciones del kirchnerismo y la situación coyuntural que está viviendo con el resurgimiento de conflictos en la oposición”. En este sentido, apuntó que un gobierno que se presenta como popular, debería pensar movilizar sus sectores más que “en mecanismos de regulación legislativa, o de tipo represivas con la protesta social”.

La irrupción del movimiento piquetero

Pachecho sitúa entre 1996 y 2003 la configuración de una identidad piquetera. Explica que “eso sucede por la Argentina que se vivió, donde los sindicatos, elementos de contención o participación de los trabajadores en las décadas anteriores, estaban desdibujadas por una doble situación: porque, por un lado, había un nivel amplísimo de desocupación que es el sector del cual surge esta irrupción del sector piquetero y, por otro lado, porque los sindicatos fueron parte activa de las políticas neoliberales y no querían contemplar la posibilidad de organizar a los desocupados”.

Con las puebladas de Cutral Có, Plaza Huincul en el sur del país, después con General Mosconi y Tartagal en el norte se va a haciendo un proceso generalizado”, indica Pacheco. También señala la particularidad de los cortes, ya que eran acompañados de puebladas, donde el rol más activo estaba en manos de las mujeres. Esto lo explica en tanto “el hombre acostumbrado a la lógica del partido y el sindicato, y a la lógica más machista donde el hombre es proveedor del ingreso de la familia se ve castigado en su autoestima”. De esta manera, apunta que son las mujeres las que constituyen el movimiento, acompañadas de sus hijos que son los encargados de resistir la represión.

El periodista sostiene que es la incorporación de este método de lucha es el que acaba dinamizando la participación política disputando a los partidos y sindicatos como únicos lugares para organizarse. En este sentido sostiene que el neoliberalismo acabó provocando nuevas preguntas, tales como “si la democracia que conocemos es la única posible o se puede pensar en una más radical, más participativa, donde no haya tanta delegación o representación, donde se pueda pensar un rol más activo del pueblo tomando en sus manos su propio destino y no delegándolo en otras instituciones, creo que parte de eso se configura como identidad en todo ese período”.

Descargar entrevista completa

Notas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.