Ordenan dos detenciones por la masacre de Trelew

Jueves 20 de marzo de 2014
Fuente: Telam

La Cámara Federal de Casación Penal anuló las absoluciones que se habían dictado en el juicio por la Masacre de Trelew. En el juicio oral que se hizo en 2012, el jefe de la base naval de Trelew, Roberto Pacagnini y el ex juez militar, Jorge Bautista, habían sido absueltos. Ayer, la Cámara de Casación revocó las dos absoluciones y ordenó dictar una nueva sentencia. Además, ratificó otras tres condenas.

La Sala III del máximo tribunal penal del país, anuló las absoluciones de Roberto Pacagnini, ex jefe de la base Almirante Zar, y del ex juez Jorge Bautista. En el fallo emitido el 19 de marzo se ordenó dictar una nueva sentencia, se instruyó a los fiscales a ordenar la detención y prohibir su salida del país. Además, la Cámara confirmó las condenas a prisión perpetua dictadas en el juicio oral de 2012 por la Masacre de Trelew, contra los capitanes Emilio del Real, Luis Emilio Sosa y el ex cabo Carlos Marandino.

Hilda Bonardi de Toschi, compañera de Humberto Toschi, una de las víctimas de la masacre de Trelew, expresó en diálogo con el informativo FARCO su satisfacción con el fallo: “Creemos que con esto empezamos a completar todas las letras de la palabra ´justicia´ (…) esta decisión que toma el máximo tribunal con respecto a revocar las dos absoluciones nos llena de satisfacción. Además, se solicita a los fiscales que se ordenen las detenciones. Esperamos que pasen a cumplir prisión común”.

En agosto de 1972, en plena dictadura de Alejandro Lanusse, Roberto Pacagnini era el jefe de la base Almirante Zar de Trelew. En esa base, los 16 militantes que se habían intentado fugar del penal de Rawson fueron asesinados, pese a que se había dictado una medida para garantizar la seguridad de los detenidos.

“Fue hasta sorprendente, cuando recibimos el fallo, que se lo absuelva (a Pacagnini) porque él ocupaba el rol de mayor responsabilidad en el lugar donde se produjeron los hechos. Reconocen un crimen de lesa humanidad pero cortan una cadena de mando, como si él no hubiera sabido nada”, afirmó Hilda con respecto a la absolución que se había dictado a Pacagnini hace dos años.

Por su parte, el capitán Bautista estuvo a cargo de manipular información pública para generar confusión en torno a la investigación de los fusilamientos. Lo habían absuelto “a él, que vino a tapar todo rastro de que lo que había sucedido”, dijo Hilda.

A la par que se conoce esta nueva medida judicial, Roberto Bravo, señalado como quien dio el tiro de gracia a algunos de los fusilados, continúa prófugo en Estados Unidos. Hilda consideró que “este fallo nos allana el camino para pedir su extradición”.

1972

El 15 de agosto de 1972, en plena dictadura de Alejandro Lanusse, 25 militantes de distintas organizaciones revolucionarias escaparon del penal de Rawson. Seis de ellos lograron irse en avión hacia Chile luego de esperar al resto durante el tiempo que habían acordado en el plan de fuga. Los otros 19, que se habían retrasado, debieron entregarse en el aeropuerto de Trelew. Aunque les habían dado garantías de que no sufrirían represalias, los 19 fueron fusilados en la base Almirante Zar de Trelew el 22 de agosto de 1972. 16 perdieron la vida tras el fusilamiento y 3 sobrevivieron a la balacera, y contaron lo ocurrido. Luego serían desaparecidos por la siguiente dictadura. Los fusilados de Trelew pertenecían a las organizaciones Montoneros, Ejército Revolucionario del Pueblo y Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Los familiares nos volvimos a reunir después de 40 años por el juicio de 2012. Consideramos que fue el crimen de lesa humanidad mejor planificado de las primeras épocas. Trelew fue un conejillo de indias para lo que se vendría después, fue poner en práctica la doctrina de la seguridad nacional”, reflexionó Hilda Bonardi.


Artículo relacionado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.