No olvidar ser Franco

Sábado 21 de diciembre de 2013

El próximo 27 de diciembre se cumple un año de la muerte de Franco. Tras ser acusado por un delito que nunca se supo si había cometido a principios de 2011, teniendo 15 años pagó por él siendo capturado y encerrado en distintas Comunidades Terapéuticas. Ya estando en libertad, en diciembre de 2012, fue asesinado por la policía luego de un intento de asalto a una pizzería de 13 y 32.

Franco Quintana fue acusado por el asesinato de Fabián Esquivel, un empleado de la Agencia de Seguridad Vial bonaerense, en el barrio platense de Tolosa. Franco vivía en la misma cuadra que Esquivel. El 18 de enero de 2011 Esquivel fue asesinado tras un asalto en su casa. Fuentes policiales aseguraron ver a Franco escapar junto a otras dos personas y que luego de tirotearse con los policías lograron detenerlo. Sostuvieron haberlo encontrado con una pistola 9mm y con objetos que habían sido robados de la casa de Esquivel. La versión de Franco fue distinta: dijo que él había entrado a comprar un chip de celular a un negocio del barrio y cuando salió lo corrió la policía y lo detuvo. 

El caso se volvió muy mediático y ocasionó pedidos y discusiones sobre la baja de la edad de imputabilidad. Franco tenía tan sólo 15 años y no podía ser penalizado. La fiscal del caso pidió que se le aplique una medida de seguridad, sin juicio, sin defensa y sin pruebas. El juez de garantías de menores declaró inconstitucionales esas medidas. Luego, tras un breve estudio médico y psicológico, Franco fue catalogado como peligroso para sí y para terceros y diagnosticado como adicto. A partir de allí fue enviado a diferentes Comunidades Terapéuticas para personas con problemas de adicción.

Tras pasar casi todo el año 2011 encerrado en diferentes centros terapéuticos Franco salió en libertad a principios del 2012. El 27 de diciembre fue asesinado tras recibir un tiro por la espalda frente a una pizzería de las calles 13 y 32 de la ciudad de La Plata. El relato policial indicó que dos jóvenes entraron a la pizzería e intentaron asaltarlas. El comerciante Casimiro Fortunato Ureña (Prefecto retirado del Servicio Penitenciario Bonaerense) sacó su arma y se dio un tiroteo con los asaltantes. La policía dio la voz de alto, los disparos continuaron y Franco cayó herido. Afirmaron que junto a él quedó tirada en el suelo un arma de fuego. Franco murió minutos después de ingresar herido al Hospital San Roque de Gonnet.

Días después familiares y amigos de Franco se manifestaron frente a la pizzería exigiendo justicia por su asesinato. Un año después,su caso olvidado en la Justicia, resiste todavía en las calles de 13 y 32.

Franco fue acusado y penalizado sin ninguna prueba que lo incrimine. Al salir en libertad la Secretaría de Niñez no buscó formas de contención ni de protección para Franco. Meses después murió por un balazo policial.

Ser Franco y la noche más oscura

Por Julián Axat  (Defensor del Fuero Penal Juvenil de La Plata N° 1 y poeta)

Señora, le muestro para que usted observe bien:

Fue prisionero en Guantánamo
Capturado por el ejercito de Afganistán en el conurbano
“interrogatorio especial”

Información secreta:
llevado a un GULAG a los 15 años /
del que luego escapó

*

(Bajas selectivas)
D………………..=>………….Hastir
R…………..=>…….Basir
O…………….=>………………………Anwar
N………….=>…………..Osama
E…………=>…………Omar
S…………………=>…………………………..Franco

Recibió dos disparos en la espalda antes del
día de Los Santos e Inocentes
Creyó estar en el Limbo

Cuando despertó
Donald Rumsfeld ya no estaba allí

*

Sí aparecía Ibérico Saint Jean
A su lado agonizaba en una cama de Hospital Militar
Y repetía:

Primero iremos…
por los parados en las esquinas
Más tarde / tras sus vecinos /
Simpatizantes que no los denuncien /
Bajo reserva de identidad /

Finalmente…
por indiferentes / timoratos barriales /
que los vean pasar / sin decir nada

*

Cuando el 911 recibió el llamado
Franco soñaba sobre el charco
no quería volver a su realidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.