Marcha atrás: Condenaron a los culpables de la desaparición de Marita Verón

Foto: Indymedia La Plata

La Corte Suprema de Justicia tucumana revocó de forma parcial la sentencia por la que el Tribunal Penal de Tucumán había absuelto a los 13 imputados por el secuestro con fines de explotación sexual de María de los Ángeles Verón, y su posterior desaparición. Así, se condenó a diez de los miembros de la red que operaba en La Rioja, en una resolución histórica en materia de trata de personas.


Tanto la querella como el Ministerio Público fiscal pidieron la pena máxima de 25 años para los principales responsables. La Corte ya envó el expediente para que se sortee la Sala de la Cámara penal que estará encargada de fijar las penas a los diez imputados encontrados culpables.

 Por su parte, el abogado de la fundación María de los Ángeles, Carlos Garmendia, está evaluando pedir la detención de las personas involucradas. En declaraciones a Radio Nacional, también indicó que la sentencia no es inapelabe porque queda la instancia de la Corte de Nación, no obstante, sí se agotaron las instancias en la justicia tucumana.
La jóven que es buscada intensamente por su mamá, Susana Trimarco, y por su hija Micaela, desde su captura en 2002, fue secuestrada en Tucumán y luego prostituida en La Rioja. La Corte resolvió que los testimonios y demás elementos dieron por probado que Humberto Juan Derobertis participó en la captura en Tucumán. Asimismo, que Marita estuvo privada de su libertad en la casa de Daniela Milhein y Alejandro González, que la vendieron a la riojana Irma Lidia “Mamá Lily” Medina y a sus hijos José Fernando “Chenga” Gómez y Gonzalo José“Chenguita” Gómez.

Todos ellos eran dueños de tres prostíbulos ubicados en al ruta 38 de LA Rioja: “El Desafío”, “Candilejas” y “Candy”, donde explotaron sexualmente a Marita.

María Azucena Márquez, Mariana Natalia Bustos, esposa de José “Chenga” Gómez y  Carlos Alberto Luna resultaron culpables de regentear prostíbulos, en tanto que Cinthia Paola Gaitán, esposa de Luna, es señalada como administradora de los burdeles.
Uno de los roles claves en la red de trata es la fuerza policial. Domingo Pascual Andrada es un ex policía hallado culpable de haber trasladado a Marita a La Rioja, operatoria que realizaba habitualmente con otras chicas. Asimismo, es quien “cantó” los allanamientos en los que se buscaba a Marita.
En tanto, se sostuvo la absolución de Víctor Ángel Rivero y María Jesús Rivero, implicados como captores de Marita.  Milva Benítez, periodista judicial de Otros Círculos, afirmó que la Corte argumentó que no hay suficiente prueba para condenarlos. “Hay que entender que durante la instrucción también se cometieron muchos errores y la imputación a los Rivero llega a juicio por dichos de terceros”, explicó. Las fallas en la instrucción ya habían sido señaladas por los dos Tribunales intervinientes.
Por su parte también fue absuelta Lidia “Mamá Lily” Medina, quien falleció en febrero de 2012 mientras permanecía presa en su casa por una causa de narcotráfico.

En julio de 2013, el ministro fiscal de la Corte tucumana Luis De Mitri había emitido un dictamen en desacuerdo con la sentencia del Tribunal que absolvió a los trece imputados. Esto, sumado a los pedidos de la querella de revocar las absoluciones,  a la movilización de gran parte del movimiento de mujeres y al repudio generalizado, hacía prever a las personas cercanas a Susana Trimarco que las absoluciones eran insostenibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.