Avanza el proyecto para fundar la Casa Sandra Ayala Gamboa

Lunes 16 de diciembre de 2013

Entrevista a Nadia Quantrán, integrante del Observatorio de Medios, Comunicación y Género de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (UNLP).

El Concejo Deliberante platense aprobó el proyecto que propone la expropiación del inmueble de calle 7 entre 45 y 46, donde fue asesinada la joven Sandra Ayala Gamboa, para que funcione un centro de asistencia a víctimas de violencia de género. La iniciativa fue aprobada por unanimidad por los concejales locales y la legislatura bonaerense deberá dictar la correspondiente ley de expropiación.

A partir de una iniciativa presentada en el Parlamento de Mujeres el jueves 5 por Nelly Gamboa, mamá de Sandra, los concejales declararon de interés municipal el pedido de expropiación de la ex sede de ARBA. El proyecto dispone que allí se establezca la Casa de Sandra Ayala Gamboa donde funcione un centro para la prevención, asistencia y fortalecimiento para personas que sufran algún tipo de violencia de género.

Nelly Gamboa en el juicio que tuvo lugar el año pasado 
donde se condenó a Diego José Cadícamo 
Desde febrero de 2007, Nelly junto a amigos, familiares y organizaciones sociales están llevando a cabo manifestaciones e intervenciones artísticas en el inmueble ubicado en calle 7 e/ 45 y 46, en pleno centro platense. «Servía y era muy necesaria la visibilización desde la calle, pero también encontrar una vuelta desde se legitime más esta lucha. El caso de Sandra, justamente, es muy emblemático en donde se visibiliza la violencia hacia la mujer en su forma más perversa en el espacio público, en una oficina del Estado provincial. Es clave que allí funcione un centro de asistencia, fortalecimiento y asesoría para personas que sufren violencia de género», explicó la periodista Nadia Quantrás.

La historia de Sandra

Sandra Ayala Gamboa tenía 21 años cuando llegó a La Plata desde Perú en octubre de 2006, con la intención de graduarse como médica pediatra. Tres meses después, el 22 de febrero de 2007, fue encontrada sin vida sobre el piso del ex archivo del Ministerio de Economía, que estaba siendo refaccionado. Habían transcurrido seis días desde que había llegado a la puerta del edificio provincial junto a Walter Silva, el hombre que le presentó a su violador y asesino bajo el argumento de una supuesta entrevista de trabajo como niñera. Durante la semana posterior al asesinato entraron al edificio en obras cinco personas: el arquitecto Alberto Lucio Castillo, el maestro mayor de obras Luis Batteria, el electricista Luis Vega y finalmente el técnico Horacio Alfonsín junto a un herrero. Recién un año después la Fiscalía les tomó declaración. Todos aseguraron no haber visto el cadáver ni algún elemento que les resultara sospechoso.

Seis días después de la desaparición de Sandra, el 22 de febrero, Marcelo Argañaraz, teniente bombero del Ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires dio con el  cuerpo sin vida de Sandra Ayala Gamboa.

El año pasado, Diego José Cadícamo fue condenado a prisión perpetua con reclusión por tiempo indeterminado por la violación y asesinato de Sandra Ayala Gamboa y en 7 causas más por violaciones. Sin embargo, en ese mismo proceso, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 5 de La Plata, desestimó el pedido del abogado patrocinante de la familia Gamboa respecto del pedido de ampliación de la causa para investigar a las personas que entraron al edificio mientras que el cadáver de Sandra permanecía en las instalaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.