Vecinos inundados denunciaron penalmente nuevas agresiones

Martes 26 de noviembre de 2013


Entrevista a Gabriel Colautti, integrante de la ONG Familiares de Víctimas de la Inundación.

El pasado martes 19 de noviembre, en que se celebró el 131° aniversario de La Plata, vecinos y familiares de víctimas de la inundación volvieron a sufrir agresiones por parte de personas cercanas al bruerismo. Durante la celebración del Tedeum en la catedral platense dos vecinas fueron golpeadas en presencia de fuerzas de seguridad, del arzobispo Héctor Aguer y del propio intendente Pablo Bruera. Familiares y asambleístas habían asistido a la celebración vestidos de luto, con velas y fotografías de las víctimas, para escuchar la homilía en el contexto de la cancelación de los festejos.

A pocas semanas de una intimidación sufrida durante la manifestación que realizaron frente a la fiscalía de 54 entre 6 y 7, vecinos de la ciudad volvieron a ser objeto de agresiones por parte de personas identificadas como brueristas. A una integrante del grupo que se manifestó en forma pacífica le fue arrebatada la foto de su hermano fallecido, y posteriormente tanto ella como la sobrina de la víctima fueron golpeadas. “En una iglesia, en la catedral, en un Tedeum, pegarle a dos mujeres, creo que no debe tener precedencia”, dijo a Comunidad al Palo! Gabriel Colautti, integrante de la ONG Familiares de Víctimas de la Inundación.

“Fuimos a hacer un acto de presencia, fuimos vestidos todos de negro, sin provocaciones, sin nada, a escuchar una misa y a escuchar la homilía de monseñor Aguer, a ver qué era lo que decía sobre el tema inundaciones, que era el tema que no se podía obviar”, explicó Colautti. Mediante un comunicado emitido ese mismo día los familiares y asambleístas también denunciaron que otros vecinos fueron agredidos y golpeados fuera de la iglesia, en los minutos previos al ingreso del intendente para presenciar la celebración.


Por esa agresión y por la sufrida mientras finalizaba la ceremonia del Tedeum fue radicada una denuncia en la Unidad Funcional de Instrucción N°2 a cargo del Dr. Tomás Morán, quien se encontraba de turno. El pasado 29 de octubre los vecinos y familiares de víctimas habían denunciado ante el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta de la UFI N° 5 la intimidación que sufrieron mientras se manifestaban exigiendo avances en la investigación penal de la tragedia de abril que lleva adelante el fiscal Jorge Paolini.


Citación de Paolini a familiares de víctimas


En el marco de la causa por las responsabilidades penales de la inundación, algunos familiares de víctimas fueron citados a declarar por Jorge Paolini, en un intento del fiscal por neutralizar las presiones de los vecinos ante el estancamiento de su investigación. Este gesto fue recibido con suspicacia por los damnificados, quienes sostienen que el fiscal sigue intentando confundir su tarea con la de Luis Federico Arias, juez en lo Contencioso Administrativo N° 1 que investiga errores e irregularidades en los registros de defunciones por la inundación.


Respecto a la citación, desde la ONG decidieron no presentarse a declarar por considerar que es otro el rumbo que debe seguir la investigación de Paolini y porque la convocatoria no cumplió con las formalidades procesales. “Lo único que tuvimos fue un llamado telefónico”, aseguró Colautti, y agregó que lo procesalmente correcto hubiera sido que el fiscal realizara las citaciones “mediante una cédula”.


En el mismo sentido, Colautti cuestionó los registros de víctimas fatales durante la tragedia, ya que no hubo defunciones por inundación sino que las mismas fueron consignadas como muertes por inmersión o muertes por paro respiratorio no traumático. “Hoy no tenemos muertos oficiales por la inundación. Hasta que el Dr. Arias no dicte sentencia no hay muertos por la inundación, más allá de que el poder ejecutivo reconozca un número”, expresó.


Descargar entrevista completa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.