“Tenemos la esperanza de que reactiven la fábrica”

Viernes 22 de noviembre de 2013
Entrevista a Carlos Martínez, delegado del sindicato Asociación Obrera Textil y trabajador de la fábrica SNIAFA (Sociedad Nuevas Industrias Argentinas Fibras Artificiales).

 
En el 2010, 180 trabajadores de la fábrica textil SNIAFA (Sociedad Nuevas Industrias Argentinas Fibras Artificiales), ubicada en la localidad de Hernández, sufrieron el cierre de la misma, sin posibilidades de reactivarla por culpa de la mala imagen de la empresa y por falta de fondos. Hasta entonces, el predio se encuentra en situación de remate, y los ex trabajadores realizaron una olla popular para visibilizar la problemática, recibir a los interesados en la compra de la propiedad y esperar una solución.



“Tenemos toda la expectativa en el remate de la fábrica el próximo 27, vinieron un par de referentes de empresas textiles interesados en el predio”, explicó Carlos Martínez, en diálogo con Comunidad al Palo!, remarcando que eso no implicaría que el comprador ponga en funcionamiento la empresa. Sin embargo, los trabajadores, no pierden las expectativas de que la misma sea reactivada, recuperando de ese modo, su fuente de trabajo.

 
Además, comentó sobre la situación en la que quedaron los obreros y las dificultades que se les presentan a la hora de buscar empleo: “el promedio de la gente que estaba en la fábrica era de 18 años de antigüedad, por lo tanto cuando quedaron desempleados, tuvieron muchos problemas para reincorporarse a otras fábricas, por lo general toman gente joven, así que imagínense la situación”.
De este modo, aguardan el remate que se llevará a cabo el 27 de noviembre, como una posible salida a la problemática de la falta de trabajo. “Hace más de tres años y medio que estamos padeciendo esta falta de trabajo”, agregó Martínez.
“Chocamos frente a una pared”
El 13 de mayo de 2010, resultó ser una fecha gris para aquellos obreros que contaban con una fuente de trabajo. Desde entonces, los mismos se organizaron para ocupar el predio, cuidarlo, y en el trayecto, conformarse como cooperativa. Pese a las buenas intenciones, los ex empleados de la fábrica, vieron frustrado el intento por la falta de dinero para comenzar el emprendimiento, la desconfianza de los clientes a causa de la mala imagen instaurada por los dueños, y las deudas que mantenían antes del cierre, entre ellas, la de EDELAP, empresa que dio el primer paso al cortarles el suministro de energía eléctrica por falta de pago.
«SNIAFA ya era mala palabra para el Ministerio de Producción y para el Banco Provincia, principal acreedor. Tenían pagos sin concretar, entonces era imposible obtener la confianza de los clientes o préstamos, la imagen era pésima, y mientras tanto había trabajadores que tenían ganas de poner la fábrica en marcha”, comentó el delegado.

Debido a esto, los obreros optaron por iniciar las acciones legales correspondientes, esperando que se lleven a cabo. Por lo pronto, el remate vendría a saldar una deuda, ya que parte de la plata se destinaría a solventar los pagos correspondientes.

Descargar entrevista completa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.