Vigilia en la Campaña por Luciano Arruga

Jueves 17 de octubre de 2013

Facebook: Aparición con vida de Luciano Arruga

Familiares y amigos del joven iniciaron un acampe en el Destacamento de Lomas del Mirador. “La medida es en el marco de la campaña para visibilizar y enfatizar lo que estamos pidiendo” explica Alejandro Britos. Quieren que avance la investigación para saber dónde está Luciano, quien desapareció el 31 de enero de 2009.

La medida empezó el jueves a las 7 de la mañana. “Estaremos hasta que recibamos respuestas”, la “Campaña por el derecho a saber” busca agilizar la causa judicial en donde se investiga lo ocurrido con Luciano y que se concrete la promesa de convertir al Destacamento en un centro para contener a víctimas de violencia policial.

Alejandro Britos integrante de la “Comisión de familiares y amigos de Luciano Arruga” contó a Rap a la Mañana que cuando ellos llegaron se acercó gendarmería diciendo que no podían instalarse allí, pero más tarde la situación se calmó. “Estamos ocupando la vereda y un poco del jardín, no estamos perjudicando nada de lo periciable ni violando ninguna ley […] Ya no hay tensión con gendarmería, estamos predispuestos al dialogo, la violencia lamentablemente la propuso el Estado al negar muchos derechos”, objetó Britos. Además explicó que el jefe del operativo de apellido Castaño, preguntó cuáles eran sus reclamos para elevarlos al secretario del Juzgado Federal de Morón, en el cual se investigan los hechos.

El Destacamento de Lomas del Mirador es el lugar donde fue visto por última vez Luciano Arruga. La investigación posterior determinó que el joven había sido asesinado en el lugar y hoy hay ocho policías sospechados por su desaparición: Sotelo, Díaz, Borrego, Vázquez, Fékter, Marquez y Zelis. El 28 de diciembre del 2011 el Destacamento se cerró con la promesa de que iba a ser expropiado para que funcione como un centro de la memoria que realice un acompañamiento y atención a los jóvenes del barrio que sean víctimas de violencia policial.

La promesa duró dos meses. En febrero del 2012 volvió a cerrar negando el ingreso a los familiares y amigos. Mediante una medida cautelar se estableció que personal de gendarmería preservara el lugar para las posteriores pericias que demandarían la causa judicial. Britos asegura que están de acuerdo con la medida cautelar pero explica que no quieren que la espera sea interminable, su reclamo es que se efectivice la expropiación del lugar para que “tenga la función que debe tener […] Fue un centro de tortura, hoy queremos que sea un lugar para incluir a un montón de jóvenes que hoy están en riesgo de ser víctimas violencia policial”.

Entrevista completa



Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.