“Váyase a su país”: Un caso de violencia policial y xenofobia

http://fiscales.gob.ar/
Miérocles 16 de octubre de 2013
La Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin) inició una denuncia contra agentes de la Seccional Segunda de San Telmo, por el trato xenófobo y los abusos cometidas en la detención de tres personas de nacionalidad paraguaya, el pasado 21 de septiembre en San Telmo. 

Los agentes de la Policía Federal insultaron y golpearon a un hombre frente a la Plaza Dorrego,  y luego lo trasladaron a Comisaría Segunda. Cuando un abogado del Comité contra la Tortura y una militante de géneros - ambos, amigos del detenido- se presentaron a pedir explicaciones por el procedimiento abusivo, también fueron detenidos. “Váyanse a su país”, “¿qué hacen acá?”, les advertían los federales.
En comunicación con RAP, Dante Leguizamón, abogado del Comité contra la Tortura, que fue detenido en el operativo, explicó que la policía les había iniciado a los tres una causa por “lesiones, ataque y resistencia a la autoridad”; pero ante la falta de pruebas, fueron sobreseídos. Fueron apresados alrededor de la 1 de la madrugada, y permanecieron incomunicados hasta las 5 y media. Cuando Dante pidió conocer los motivos de la detención y ejercer su derecho a realizar un llamado, le respondieron que era un “abogaducho” y le preguntaron “si era argentino”. Tras discutir con un superior, logró comunicarse con Ana Laura López, funcionaria de la Procuvin, que se presentó en la Seccional. Luego arribó el titular de la Procuraduría, Abel Córdoba. Dante explicó que sólo en ese momento cambió el trato hacia ellos. 
“Estos procedimientos son bastantes regulares por partes de las policías. El dato de color es que yo tenía la posibilidad de hacer este llamado y que se solucione rápidamente el problema”, puntualizó Leguizamón. 
“Aparentemente, mi compañero quiso entrar al bar para pasar al baño y las personas del bar lo echan a empujones. Y lo que dice la denuncia policial es que él le pegó un golpe de puño a uno de los mozos. Al salir del bar, la policía automáticamente  empieza a pegar y empujar sin ningún fin, lo que nos hace preguntarnos qué pasaba”, relató Leguizamón, sobre los hechos que desencadenaron la primera detención del hombre, que también es militante de derechos campesinos. 
“Nosotros estábamos en frente y vemos cuando nuestro compañero Juan sale del bar, y le empiezan a pegar. Lo llevan dos cuadras pegándole”, continuó.  “Ahí nosotros volvemos a la Plaza Dorrego, llegan tres patrulleros, entre diez personas le vuelven a pegar a Juan y lo llevan a la comisaría. Ahí nos dicen “váyanse a su país”, “¿qué hacen acá?”. Después vamos a la comisaría Segunda a preguntar los motivos de la detención, y a mí y a mi compañera nos detienen sin mediar explicación. A mí me llevan al calabozo, y ahí estuvimos incomunicados hasta las 5 y media de la mañana. Recién salimos de la Comisaría a las 10 y media”, concluyó el abogado.
La denuncia contra la Comisaría
De acuerdo a un comunicado oficial del Ministerio Público Fiscal: “La Procuvin denunció al subcomisario de la seccional Segunda de San Telmo, Guillermo Colucchi, y al personal de la Policía Federal a su cargo por la violencia física, la detención arbitraria y la xenofobia ejercidas en el procedimiento”. Asimismo, mencionan como un agravante a la violencia y la arbitrariedad desplegada por parte de los funcionarios policiales, que los defensores de derechos humanos fueran sometidos a las mismas vulneraciones cuando intentaron cumplir con su tarea. “Tanto a nivel interamericano como de las Naciones Unidas existen ámbitos que velan por la actividad de quienes defienden los derechos humanos, lo que demuestra la sensibilidad que tiene un caso de violencia institucional dirigido contra quienes realizan este trabajo”, afirma el texto.
La Procuraduría, a cargo del fiscal Abel Córdoba, fue creada en abril de 2013, con el objeto de inspeccionar establecimientos de encierro, y relevar casos de violencia institucional y policial. El 23 de junio, a tres meses de su puesta en marcha, y en el marco del Día Internacional de Apoyo a las Víctimas de la Tortura, presentaron un avance del trabajo realizado hasta ese momento. Informaron que en los 100 días de trabajo habían asistido a unas 140 víctimas de violencia policial e institucional. Se trata de 123 causas por malos tratos y torturas en lugares de encierro de todo el país, y otras 20 por violencia policial.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.