Trans denuncian persecución policial

Sábado 26 de octubre del 2013

Aseguran que policías de la Comisaría 9° no las dejan trabajar y les exigen coimas.  El viernes se movilizaron a dicha dependencia para exigir el cese de las hostigaciones. Se reunieron con el jefe departamental de La Plata, Adrián Castelli.

Una fuerte persecución policial contra las trans se produjo a mediados de la semana pasada. Alrededor de veinticinco mujeres denunciaron que uniformados las corrían de las esquinas impidiéndoles trabajar. Sostuvieron que fueron insultadas y amenazadas por los oficiales que les decían “las vamos a desaparecer”. Como partícipes de este amedrentamiento se señaló a la Comisaría 9° con jurisdicción en la zona de 1 y 66,  pero también a la Delegación Departamental de Investigaciones y agentes de la Municipalidad de La Plata.

Contra este accionar fue que el viernes se movilizó un nutrido grupo de trans a la Comisaría 9°, ubicada en las calles 5 y 59.  Al frente de la actividad estuvo la Asociación Civil Otrans, que fue acompañada en la jornada por Rosa Schönfeld, madre de Miguel Bru. Identificadas con las remeras verdes de la organización arribaron a la dependencia policial cerca del mediodía.  Cuatro oficiales apostados en la puerta, entre ellos el titular de la Distrital Centro, Darío Camerini, recibieron a las trans que coreaban «aquí llegó la resistencia trans».  También se encontraba frente a la Comisaría el titular de la dependencia, Dante Castearena.

Al llegar a la sede policial una delegación de Otrans se reunió con el jefe departamental de La Plata, Adrián Castelli. Claudia Vásquez Haro, presidenta de la asociación, afirmó que obtuvieron una respuesta afirmativa del jefe policial. El mismo señaló que había asumido en el cargo recientemente, por lo que pidió tiempo para “trabajar en el tema”. Vásquez también agregó que se conversó con Castelli la posibilidad de brindar cursos a los oficiales de la ciudad acerca de cómo trabajar de formar acorde a la Ley de Identidad de Género, para evitar la vulneración de derechos.


Una práctica reiterada   

A fines de agosto se produjeron una serie de operativos que apuntaron a judicializar a las trans. A lo largo de una serie de noches fueron detenidas más de veinte, produciéndose el operativo más grande el 24 de agosto. Aquella noche más de 12 trans y travestis fueron detenidas acusadas de “exhibición obscena”, mientras otras cuatro por “posesión de estupefacientes”.  En estos operativos participaron los uniformados de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, supervisados por José Luis Zalazar.

 Aquellos operativos se iniciaron por las instrucciones del titular del Juzgado de Garantías N°4, Juan Pablo Masi y el fiscal Fernando Cartasegna.  A partir de la judicialización hoy continúan detenidas dos trans acusadas de “posesión de estupefacientes”. En este sentido, una de las recurrentes denuncias de la organización de Otrans fue que con la intención de detenerlas y extorsionarlas, la policía suele plantar droga a las trabajadoras.

«Lo que nos preocupa muchísimo es que hay una complicidad desde que son detenidas, son vulneradas y hay todo un proceso de que tienen que firmar sin leer, le arman una causa y eso es algo difícil de revertir; tiene que ver con un modo de discriminación y exclusión sistemática”, afirmó la presidenta de la asociación.

“Aprendimos a organizarnos y reclamar”

La presidenta de Otrans afirmó que las movilizaciones desarrolladas en los últimos meses son producto de  un importante proceso de organización. “Nosotras nunca habíamos podido nuclearnos, estamos en un proceso clave y estamos aprendiendo a organizarnos y reclamar”  señaló Vázquez.   Artículos relacionados: «No había ninguna excusa jurídica para que estuvieran detenidas»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.