11 de octubre: último día de libertad de los pueblos originarios

11 de octubre de 2013

Entrevista con Roberto Aramayo de la Mesa Nacioanl de Pueblos Originarios

El viernes 11 de octubre se movilizaron distintas comunidades para conmemorar el último día de libertad de los pueblos originarios. La Mesa de Nacional de Pueblos Originarios convocó “a unirse para debatir la refundación de este Estado al cual consideramos que ha cumplido un ciclo”.

El 11 de octubre se reivindica como el último día de libertad de los pueblos originarios ya que, a partir del 12 de octubre de 1492, América fue sometida a un brutal y sangriento proceso de conquista por la llegada del colonialismo europeo, autor intelectual y material del mayor genocidio en la humanidad que se cobró la vida de más de 80 millones de nativos.
En el marco de esta fecha, Roberto Aramayo, referente del pueblo diaguita e integrante de la Mesa Nacional de Pueblos originarios, señaló que “estamos convocando una conmemoración histórica por nuestros ancestros que supieron dejar la cultura viva y más de 30 pueblos originarios en Argentina”. En diálogo con Rap, Aramayo resaltó los reclamos que atraviesan ante esta nueva movilización, señalando la responsabilidad tanto de los distintos gobiernos provinciales como el nacional de “invisibilizar los derechos de los pueblos originarios”. En este sentido, afirmó que tal práctica se realiza de diversas maneras, tanto a través de la mega minería como la construcción de megas represas, la forestación y la sojización: “están avanzando sobre nuestros territorios donde están las comunidades de los pueblos originarios y estamos en alerta por esta situación”.

La movilización se llevó a cabo en la tarde del 11 de octubre y participaron distintas organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles. En la convocatoria se señaló que “con alegría y esperanza seguimos trabajando por un Estado Intercultural para todos, juntos a las organizaciones sociales, los organismo de derechos humanos, los gremios comprometidos con la diversidad cultural, trabajadores, los jóvenes estudiantes y los grupos que reivindican la diversidad de género, en definitiva, no hay sector organizado que no comparta nuestro grito ¡De Lucha! ¡De Justicia histórica! ¡De Reparación!”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.