Fiesta de las revistas independientes y autogestivas en Quilmes

Martes 24 de septiembre de 2013

Entrevista a Daniel Badenes Schaposnik.

El 20 y 21 de septiembre se llevó a cabo la “Fiesta del Libro y la Revista” que organiza la Universidad de Quilmes desde hace tres años. En conversación con Rap, Daniel Badenes Schaposnik, Director de la Revista La Pulseada, dio precisiones del evento así como del panorama actual de las revistas culturales y autogestionadas. Adelantó que, aunque es una “quijotada”, buscan que este año se trate la Ley de Fomento a las Revistas Culturales.

Escuchar

La Fiesta funcionó como punto de encuentro de la comunidad universitaria con “ese otro mundo editorial”, de ediciones que no se encuentran tan fácilmente en los puestos de diarios. Se presentaron unas 50 editoriales y publicaciones. Entre las platenses estuvieron Mil Botellas, La Pulseada, Otro Viento, Mascaró, Atrapamuros,  Pixel, Club Hem, Estructura Mental en las Estrellas y La Talita Dorada. Schaposnik destacó a la revista "Efecto Kuleshov", de Capital Federal, como una “las sorpresas de los últimos meses" . En tanto,  el además Profesor de la Universidad Nacional de La Plata y de la UNQ, comentó que “las revistas y editoriales estaban muy contentas por lo que habían podido colocar en términos de ventas”.
En el 50° cumpleaños de "Rayuela", la Fiesta del Libro de la UNQ también le rindió homenaje. La Biblioteca "Laura Manzo" de la UNQ participó exponiendo ejemplares únicos, primeras ediciones y ediciones agotadas de la novela escrita por Julio Cortázar; y decenas de editoriales se presentaron con sus stands dispuestos cual casilleros de una rayuela.
Rayuela es una de las obras más leídas del llamado “boom latinoamericano”. Decía Cortázar: “Yo pertenezco a una generación que no leía a los escritores latinoamericanos, sino con cuenta gotas. Teníamos a Borges, teníamos a Arlt, teníamos a dos o tres y ahí se acababa (…). De golpe tenemos a un continente que nos lee a nosotros”. La feria realizada en Quilmes es una muestra de la diversidad de periodistas y escritores que hoy apuestan por a la independencia y la autogestión.

Ley de Fomento a Revistas Culturales

La Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA) trabaja para que el Congreso trate y apruebe -este año- una Ley de apoyo e impulso de ese sector. Para ello, exigen un tratamiento impositivo más justo, un sustento económico de parte del Estado destinado a redistribuir los recursos destinados a los medios de comunicación, el acceso prioritario a licitaciones y concursos, y el acercamiento de los mecanismos de difusión y circulación estatales a través de sus instituciones.
En relación al tratamiento de la Ley, Schaposnik dijo que “se ve como posibilidad para este año". "Es una quijotada pero tenemos esa expectativa”, confesó. El proyecto fue presentado por el socialista Jorge Rivas y es apoyado por el FpV, Nuevo Encuentro y por Claudio Lozano de Camino Popular. Está en tratamiento en el Congreso de la Nación y ya fue aprobado por la Comisión de Cultura. El objetivo de AReSIA es que en el transcurso de este mes pase por las tres Comisiones en las que debe ser evaluada. Si eso se logra y firman el Proyecto, se logra que la Ley se trate este año.
La Ley es una herramienta de protección ante las presiones de los grupos editoriales monopólicos. Clarín o Atlántica intervienen en el mercado colocando unos 25 títulos, donde si bien “no tienen grandes ventas, a través de testaferros o empresas secundarias ejercen control sobre las sociedades de distribuidores". Una forma de presión es, por ejemplo, cobrar por las revistas no vendidas. “Eso ahoga a las revistas culturales, porque para un título de Clarín o Editorial Atlántida pagar por un ejemplar no vendido es simplemente un servicio contable, porque le tiene que pagar a las distribuidoras que son parte de la misma empresa”. En cambio, “para MU (Editorial La Vaca) y Barcelona es una injusticia muy grande. A Barcelona le reclaman 180 mil pesos en concepto de ejemplares no vendidos”. Por ello, “que se desgrave, por ejemplo del IVA, les daría un oxígeno a las revistas culturales”, afirmó Schaposnik .
En esa batalla cuentan con el apoyo de los canillitas. En principio, porque para ellos “es muy significativa la venta”. “Alrededor del 40 por ciento de ventas proviene de 120 títulos de revistas culturales; vender diarios, en cambio, les deja un porcentaje ínfimo”, afirmó Schaposnik.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.