Contradicciones y desafíos en torno al PEA

Jueves 15 de septiembre de 2011
Entrevista a Diego Montón, integrante del Movimiento Nacional Campesino Indígena.
El Plan Estratégico Agroalimentario (PEA) 2010-2016, fue creado en mayo del año pasado teniendo como fin establecer con el aporte de todos los actores de la cadena productiva los principales lineamientos del sector agroalimentario argentino para los próximos 10 años, con el objetivo de aumentar la generación de valor en origen. El proyecto apuesta a aumentar la producción de soja (entre otros productos) en 20 millones de toneladas, por lo que las hectáreas cultivadas pasarán de 10 millones en 2001 a 12 millones en 2003, para estar hoy en un récord de hectáreas de soja cultivadas, con 19 millones, lo que representa un 56% de la tierra cultivada del país.
Con respecto a la discusión y los contenidos del PEA, el Movimiento Nacional Campesino Indígena ve con buenos ojos el proceso por el cual el Estado sea quien planifique y oriente los destinos de la producción, aunque señalan que se trata de darle continuidad al modelo agropecuario que prepondera el monocultivo de la soja. Por esto es que no hay posibilidad de convivencia entre la agricultura industrial en mano de transnacionales y las economías campesinas. Ya que estas primeras buscan apropiarse cada vez con más fuerza del territorio campesino para expandir sus áreas de producción.
En comunicación con Rap, Montón señalo que más allá de los puntos contradictorios del plan "eso no significa que tengamos que despreciar el proyecto del PEA" y agregò que "se trata de dar una lucha ideològica acerca del rol del Estado a la hora de planificar el uso del suelo en Argentina".

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.