Poder decir


A fines de la década de 1980 se desarrollaron en todo el país experiencias de comunicación popular que dieron origen a las radios comunitarias, que son aquellas que no surgieron con fines comerciales sino por la necesidad de los sectores populares de tener otros canales de expresión y participación. Este gran movimiento sufrió primero restricciones legales (ley de radiodifusión de la dictadura que continuó vigente en la democracia), y después restricciones económicas que hicieron difícil sostener estos medios.
Hubo además, ya en los ‘90, un avance de los sectores poderosos que, al tiempo que concentraban las decisiones económicas, también se adueñaban de canales de TV, radios, diarios, etc.
En este marco, Radio Futura se desarrolló como uno de los pocos espacios en los que podían decirse otras cosas, y a pesar de una realidad adversa, resistió. Eso es algo a destacar: sigue existiendo.
La experiencia de los últimos tiempos marca, además, que sólo es posible avanzar si compartimos entre varios un proyecto y nos organizamos.
Hoy más que nunca se hace necesario tener un medio en el que puedan expresarse, y potenciarse, los distintos movimientos y organizaciones que están luchando (de derechos humanos, desocupados, estudiantes, trabajadores, campesinos, pueblos originarios, asambleas contra el saqueo y la contaminación, etc.), que son silenciados por los medios comerciales y, como no los pueden comprar, son marginados y reprimidos por los gobiernos.
En nuestra región, Futura puede ser un espacio para acompañar los intentos del campo popular para encontrarse y lograr la unidad en acciones comunes. La radio es un medio que llega rápidamente a todos lados, y puede sintetizar las distintas reivindicaciones y posicionamientos que muchas veces aparecen como tan fragmentados.
Y también es un desafío el hecho de que la radio llega a sectores de la sociedad que tienen una visión de la realidad diferente a la nuestra, la cuestión es cómo encaramos un diálogo con todos ellos, cuáles son los intercambios posibles, las respuestas que se generan…

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.