Un periodista alemán fue detenido y golpeado por fotografiar el daño ambiental en Vaca Muerta

A Stefan Borghardt, de 28 años, le quitaron además su equipo de trabajo. “Es una situación gravísima”, apuntó su abogado, Emmanuel Guagliardo. Por Agencia FARCO

 

 

El periodista alemán Stefan Borghardt, de 28 años, se encontraba realizando un registro fotográfico independiente en las ciudades de Neuquén y Añelo, acerca de la existencia de contaminación ambiental en Vaca Muerta. El reportero gráfico estaba en las inmediaciones de los basureros ubicados a menos de cinco kilómetros de Añelo, que opera la firma Treater S.A., cuando fue abordado por personal de seguridad privada, que lo llevaron hasta la puerta del predio y lo retuvieron hasta la llegada de la Policía.

La Policía de Neuquén le quitó también su equipo de trabajo, le revisaron su teléfono celular, y finalmente lo llevaron detenido a la Comisaría 10 de Añelo. Luego de pasar más de tres horas detenido en un calabozo, lo liberaron aunque sin sus equipos.

En su cuenta de Facebook, el fotoperiodista describió los malos tratos que recibió en la comisaría: “…Me hicieron dejar todas mis cosas arriba de la barra de atención. Me hicieron un montón de preguntas mientras la oficial labraba el acta de mis pertenencias. Cuando me apresuró para que lo firmara, insistí en leerlo con calma antes de poner mi firma abajo, para asegurarme que estaba todo documentado de forma correcta. Se enojó y me llevó a un calabozo, empujándome e insultándome. A un testigo que habían llamado para firmar el acta por mí, no lo alcancé a ver. En el primer calabozo me pegaron, me patearon y un oficial que me maltrataba con una escoba desde lejos me dijo que odiaba a todos los alemanes. Otro policía me insistió que me apurara a quitarme los cordones de las zapatillas, porque sino me ayudaría él, y sacó un navaja del bolsillo para asustarme. También me dijo que si me decían que firmara, tendría que firmar y que las cosas no funcionaban como yo me las imaginaba. Yo durante todo ese proceso actuaba de manera defensiva pidiéndoles que no me lastimaran”.

En declaraciones a Informativo FARCO, el abogado Emanuel Guagliardo aseguró que lo ocurrido “es gravísimo“, no solo por la detención ilegal y los apremios sino también porque se le retuvo el equipo a un trabajador de prensa cuando estaba intentando fotografiar la existencia de contaminación ambiental en Vaca Muerta. “Es un delito internacional secuestrarle los equipos a un trabajador de prensa, que además se había identificado en dos oportunidades antes”.

“La contaminación ambiental en Vaca muerta es algo que venimos denunciando hace mucho tiempo y que nadie quiere verlo, sino que tampoco nadie quiere hacerse cargo de evaluar cuál es el costo que tiene la remediación ambiental”, apuntó el abogado y advirtió que el Estado no cumple con su obligación de fiscalizar.

Escuchar/Descargar la entrevista completa