Historias Desobedientes reúne a hijxs de genocidas que se organizaron a partir del 25 de mayo del año 2017 tras la multitudinaria marcha contra el 2×1.

 

En conversación con La Pulseada Radio, la platense Maria Laura Delgadillo, integrante de la organización Historias Desobedientes, recordó que “el 25 de mayo del año pasado por primera vez nos reunimos el primer grupo de hijxs de genocidas, no represores, represores hay hoy – aclaró-, estamos hablando de un exterminio sistemático y planificado desde el Estado”.

Desde ese comienzo hasta el último encuentro, que reunió alrededor de cuarenta personas, la organización fue creciendo. “Por distintas razones, personales, de su historia, algunos o algunas no están militando o exponiéndose públicamente pero hemos tenido contacto, inclusive desde el exterior también“, explicó María Laura.

Recientemente se realizó el primer Encuentro Internacional de Historias Desobedientes en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, donde participaron familiares de miembros del nazismo, hijxs de genocidas de Chile y de Argentina.

En esa oportunidad, los hijxs de genocidas de la dictadura argentina presentaron “Escritos Desobedientes” que reúne cuentos, ensayos, poemas y testimonios. El libro cuenta con tres textos de María Laura: “hay un cuento que se llama ‘El ave fénix o la capucha marrón’, que está dramatizado y hablando en tercera persona, no exactamente relata lo que sucedió, pero sí la reacción de cuando encontré eso”, dijo en referencia al momento en que descubrió que su padre ocultaba una capucha. “Fue muy fuerte, después pasaron otras cosas que hicieron que mi vida cambiara muchísimo. Mi tía, la hermana de mi papá, desapareció, fue secuestrada”, agregó. Esa tía era María Ilda Delgadillo, partera, quién denunció frente a las Madres de Plaza de Mayo que había partos ocultos y apropiación de bebés, lo que le significó que la secuestraran y permaneciera en condición de desaparecida.

Sus restos aparecieron hace unos años, en 2008, en el cementerio de La Plata enterrada como NN junto a su compañero César Sanemeterio. Los dos fueron secuestrados en el 22 de agosto del 77″, completó María Laura. Sobre la relación con su tía recordó: “era una relación afectuosa, no la veíamos muy seguido porque vivíamos lejos. Toda la familia sufrió la desaparición de mi tía, fue muy fuerte porque hay quedaron evidenciadas muchas cosas respecto al ‘trabajo’ de mi papá y a la suerte que ella corrió”.

El padre de María Laura, Jorge Luis Delgadillo, pertenecía a la policía bonaerense que comandaban Ramón Camps y Miguel Osvaldo Etchecolatz. Cuando desapareció su hermana Ilda, Delgadillo presentó un habeas corpus que le valió que lo jubilaran de la fuerza.

“Sentimos un lugar de pertenencia y que la persona que tenemos cerca comprende las cosas que nos han pasado, que son muy difíciles de comprender para la gente que lo ve desde afuera. Una de las razones por las cuáles decidimos dar testimonio acerca de nuestras historias personales e involucrarnos como un organismo con una posición política frente a esto, es que, siguiendo las consignas históricas de Memoria, Verdad y Justicia nos acoplamos a poner nuestro granito de arena, acompañar y hacer que se vea que lo que sucedió no está muerto, que es lo que quisieran las actuales funcionarios negacionistas” señaló la integrante de Historias Desobedientes.

Un tema que ha sido de especial interés para el colectivo es la modificación de las legislación para que un hijx pueda declarar contra su padre cuando se trate de delitos de lesa humanidad. El 3 de noviembre pasado se presentó en el Congreso de la Nación un proyecto de ley al respecto, aunque todavía no ha sido tratado. “Es una modificatoria de la ley procesal penal que en su artículo 181 y 242 prohíbe denunciar y declarar en juicio contra familiares directos ascendientes y descendientes”, explicó María Laura.

“Es importante desde muchos puntos de vista. Nosotros como familiares podemos decir algunas de las cosas que sabemos que pueden disparar investigaciones o dar indicios. Pero también hace a la memoria colectiva, a que se sepa la verdad de este tema y se mantenga viva la lucha por los derechos humanos” reflexionó la mujer.

Historia Desobedientes a su vez motivó la conformación de agrupaciones similares en otros países como Chile y Alemania. “Uno de los deseos es que se siga esparciendo esta postura que es inédita, porque, que formemos un colectivo, que nos agrupemos y tengamos una voz política es algo novedoso, es algo nuevo que a nosotros también nos resulta difícil de organizar y de armar”, explicó.

Escuchar la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.