Bajo el argumento de no contar con suficiente personal de Control Urbano para garantizar la seguridad, el intendente busca desestimar la marcha pautada para el próximo 10 de noviembre.

Julio Garro prohíbe la marcha del orgullo LGTBIQ

Aradia García, de la asociación Otrans, se enlazó vía telefónica con la mesa de trabajo de RAP donde explicó que el municipio les refirió una carta en la cual “la Dirección de Uso de Espacio Público se excusaba por no contar con el personal de Control Urbano para garantizar la seguridad y los cortes de calle de la marcha porque ese mismo día se iban a realizan dos eventos en la ciudad y no podían garantizar la seguridad ni la integridad física de les marchantes“.

Obviamente que la marcha se va a hacer igual, en la ciudad de La Plata se viene realizando desde hace más de diez años, nuestra marcha tiene una impronta sumamente política, no es un circo, no es la ridiculización y los festejos sino que entendemos que tenemos reclamos concretos, sumamente políticos porque somos sujetos y sujetas vulnerables ante una sociedad patriarcal, capitalista y heteronormada“, expresó García.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.