La ANMAT autorizó a la firma Laboratorio Dominguez S.A a producirlo bajo receta archivada para uso hospitalario.

Patricia Rivadulla, docente de la Cátedra de Legislación Farmacéutica en la carrera Farmacia de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, se sumó al aire de RAP donde explicó de qué manera cambia el escenario con esta nueva disposición de Autoridad Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT): “En principio, lo que cambia es el enfoque sanitario, la forma farmacéutica que estaba en el mercado tenía una dosis de misoprostol muy baja y el otro medicamento asociado que existe pone en riesgo a la paciente, ya con que esté el misoprostol solo en la dosis de uso ginecólogo cambia el enfoque y la cuestión sanitaria“.

Según la disposición 6726/2018 emitida por ANMAT, queda autorizada la comercialización de misoprostol bajo dos condiciones que son la venta exclusiva con receta archivada, y sólo para uso hospitalario. Rivadulla detalló que “una receta archivada implica que hay un profesional que está siguiendo a la paciente, que es lo primero que tenemos que tener como garantía sanitaria, que la persona que va a hacer uso del misoprostol está seguida por un medico, porque tiene riesgo usar el misoprostol así que tiene que haber un acto médico, y para la farmacia implica que está haciendo una dispensa respaldada por un médico que está siguiendo a la paciente“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.