A 12 años de la desaparición del testigo del juicio en que fue condenado por primera vez  Miguel Etchecolatz, Radio Futura realizó por vez número 11 una vigilia sonora. Un espacio de encuentro y reflexión, donde siempre hay algo nuevo que escuchar.

 

“La Plata tiene una capacidad de respuestas y movilización que a veces es subterránea, no se alcanza a visibilizar porque los medios hegemónicos no lo muestran. Hay colectivos que trabajan distintas problemáticas y que confluyen. Estando en la Justicia lo he advertido todo el tiempo, incluso como un respaldo”, expresó Luis Federico Arias y destacó el rol de Carlos Rozanski en los juicios por delitos de lesa humanidad.

“La condena a Etchecolatz fue un avance muy importante en materia de derechos humanos, en contraste con lo que vino sucediendo a partir del 2×1 y la designación de Rosenkrantz”, agregó.

 

“Los juicios por la verdad implicaban impotencia, porque del otro lado no había nada. En este tiempo tenemos ese paralelismo: los imputados no están, ahora los autorizaron a no asistir, no van al juicio, ni siquiera lo ven. El cuarto juez (el que sustituye a juez que le pasa algo) tampoco está. El cuerpo lo ponen los sobrevivientes y los familiares, los testigos. Los juicios no son solo para poner condenas: hay mucho de verdad para reconstruir. Estamos tratando de no perder todo lo que tanto nos costó”, explicó la abogada Guadalupe Godoy con respecto al juicio por delitos de lesa humanidad cometidos por la Brigada de San Justo.

“Está claro que los modelos de juzgamiento están atados a los modelos políticos (…) En este momento, los que están gobernando son los mismos apellidos que estamos intentando juzgar (…) Los jueces con los que teníamos cierta confianza fueron los más atacados y que se tuvieron que ir a los pocos días de asumir el gobierno”, agregó.

“Los juicios sirven en tanto nos permitan pensar la democratización de las fuerzas de seguridad y generar otras reflexiones”, aclaró.

Escuchá/Descargá la entrevista completa – Parte I

Escuchá/Descargá la entrevista completa – Parte II

Emilce Moler, sobreviviente de la Noche de los Lápices y militante de derechos humanos, contó: “vivo estos días muy movilizados, a los que se agrega la desaparición de Julio que es una herida abierta en nuestro sistema democrático, me tocó muy de cerca. Recuerdo perfectamente los momentos en que esperábamos a Julio y no aparecía. Me costó asumir esto que tuvimos que asumir: que está desaparecido en democracia”. También recordó a Nilda Eloy y expresó: “siempre mantuvimos con ella ciertas complicidades”.

“Este año yo viví muy de cerca y como un fenómeno muy interesante la lucha de las mujeres por el aborto legal, creo que es un movimiento muy interesante que se está dando entre pibes y pibas muy jóvenes”, agregó.

Escuchá/Descargá la entrevista completa

Marcela, integrante de la Red de Profesionales por el derecho a decidir expresó: “no sé si Nilda dimensionó alguna vez todo lo que nos dio. A pesar de toda su militancia y su esfuerzo por poner el cuerpo en toda la lucha que nos enseñó siempre fue muy alegre”.

Lara,integrante de ATR e hija de Emiliano Hueravillo, dijo en su paso por la vigilia: “siempre recuerdo a Nilda y siempre está presente”.

Escuchá/Descargá la entrevista completa a Lara y Marcela

Elsa Pavón, presidenta de la Asociación Clara Anahí, expresó: “la desaparición de López y en el momento en el cual fue no solo fue dolorosa sino que fue una ofensa terrible. Realmente es una marca para la democracia“.

“Creo que supimos sembrar para que a las nuevas generaciones les interese el tema y sean conscientes del Nunca Más. En la Casa Mariani Teruggi hay 17 jóvenes que son guías y hacen un trabajo hermosísimo”, sumó.

Escuchá/Descargá la entrevista completa

Miguel Graziano, periodista y autor del libro En el cielo nos vamos, expresó “transcurre el tiempo y nos seguimos haciendo la misma pregunta: qué pasó con Julio López y dónde está”.

También participó en la vigilia Pilar Plantamura, guía en la Casa Mariani Teruggi,se refirió a la institución y contó que “es uno de los pocos espacios de memoria que hay en Argentina que es donde se militó, donde estaba la imprenta clandestina y es uno de los inicios de Abuelas de Plaza de Mayo y que, más allá de las placas y los recordatorios, dejó un rastro en las personas de La Plata…todos tienen una marca y un recuerdo. Me impacta la cantidad de lazos que genera la casa con una diversidad de personas”.

Escuchá/Descargá la entrevista completa

Laureano Barrera, periodista que desde mediados de 2014 está escribiendo la biografía de Chicha Mariani, recordó su figura durante la vigilia:”es una de las militantes de derechos humanos que más coherencia han mostrado en toda su vida y que mayor consenso han generado en los sectores de la sociedad que más se han conmovido con la última dictadura (…) fueron 40 años de coherencia, de ímpetu, de tenacidad”.

Escuchá / Descargá la entrevista completa

 

 

Los comentarios están cerrados.