El escritor e historiador cubano Larry Morales presentó en La Plata su libro que retratala historia de Roberto Rodríguez, jefe del llamado Pelotón Suicida del Che Guevara durante la Revolución Cubana.

“Lo más importante de esta historia es el vinculo que tiene El Vaquerito con el Che. Por eso era importante traer su historia a la Patria de su maestro y guía”, dijo Morales en diálogo con Cacodelphia.

Publicado en la década de 1970, el libro que agrupa los testimonios de familiares, amigos de la infancia y compañeros de armas de Roberto Rodríguez, fue editado por primera vez en Argentina por la Editorial Mascaró, la cual edita la revista del mismo nombre. “Es un honor tremendo que una editorial independiente edite por primera vez éste país, un libro que cuenta una historia que une a dos figuras que tuvieron mucho en común y que se respetaron y quisieron mucho”, agregó.

Hoy ya todos saben quién fue El Vaquerito, pero algunos años atrás, ni la misma familia sabia quien era. En el libro buscamos contar la historia de ese joven campesino, pobre, que busco ganarse la vida en la calle para malamente comer y también la del héroe legendario, el hombre más valiente que tuvo el Che, el Capitán más allegado a Guevara”, expresó Morales, que es presidente de la filial de la Fundación Nicolás Guillén en la provincia de Ciego de Ávila, Cuba.

El trabajo a través de cuantiosas entrevistas y testimonios reconstruye con rigor la vida de uno de los personajes más célebres de la guerrilla del Che. “Cuando hace 40 años decidí hacer el libro e investigar su vida, no había ningún material bibliográfico, por entonces solo estaba lo que había escrito el Che, quien hacía una caracterización del hombre y el héroe, pero no había biografías que contaran su vida”, contó el poeta, narrador, ensayista e investigador de historia cubano.

“Por consejo del escritor Raúl González de Cascorro, autor del libro ´Aquí si habla de combatientes y de bandidos´, para armar el rompecabezas sobre la vida de un hombre que había caído en 1958, apelé a la documentación oral, entrevistando a todos aquellos que estuvieron cerca del Vaquerito, sin desechar ni desestimar ningún testimonio. Y esa fue la primer enseñanza que me dio el libro”.

Un libro que enlaza testimonios

Con 17 años, el autor comenzó a trabajar en el libro que tres años después fue publicado por primera vez. “En esos años fueron muchas las entrevistas que realicé, conversaciones que no olvido, como la que tuve con Celia Sánchez, con Madame Sonia, con los miembros del Pelotón suicida, con el único maestro que tuvo el Vaquerito, con quien conversamos en la misma escuela donde jugó y paso sus primeros años, esos son recuerdos inolvidables” contó Morales. “Desde entonces llevo en mi mente la imagen de cada persona y la manera en que me hablaron, por eso digo que este es un libro distinto a los que he escrito, donde me sentí parte de la historia sin haberla vivido”.

“Hoy el Vaquerito para la juventud de Morón es un símbolo como el Che y en el resto del país lo identifican con un combatiente muy valiente. Se ha convertido en un ejemplo de dignidad, valentía y humildad, porque todo el mundo sabe la extracción social del Vaquerito, y esa es la mayor satisfacción que tengo de haber escrito este libro, que fue el primero pero no fue el último, pero es del que más hablo, el que más he publicado y el que más quiero”.

“Cuba pronto cumplirá 60 años de revolución y a pesar de sus problemas, del bloqueo y de las dificultades económicas, nunca ha renunciado a los principios ni a su libertad. Y en esta Cuba el Vaquerito estará siempre presente y honrado, porque si hoy viviera estaría feliz viendo el proyecto social que sigue adelante a pesar de todo y estoy seguro que se le parecía mucho a lo que él pensó en la Sierra Maestra al lado del Che”, concluyó.

Escuchar/Descargar entrevista

Los comentarios están cerrados.