La obra repasa la vida y la obra de la legendaria dibujante y artista que muchos consideran una gloria del género en el país.

El sello Rebrote presentó en sociedad “Martha Barnes. La primera dama de la historieta argentina”, un libro de Marcelo Bukavec, que repasa la vida y la obra de la legendaria dibujante y artista que muchos consideran una gloria del género en el país.

“La idea del grupo es volver a poner en vigencia la vieja y buena historieta argentina, que ha sido imaginación de tantas generaciones y que a finales de los años ’90, por diversas razones las editoriales dejaron de publicar”, dijo Bukavec autor junto a Felipe Ricardo Ávila del trabajo publicado a comienzo de 2017. “La historieta Argentina está reconocida no solamente aquí, sino en el mundo y nuestra idea es que esa producción tan rica no se pierda y puedan conocerla las nuevas generaciones”, agregó.

“Martha Barnes se destacó en el mundo de la historieta por tres razones”, dijo Bukavec y enumeró las virtudes de la artista: “primero, porque dentro de la historieta la gran mayoría de dibujantes como de guionista son hombres; segundo ella misma, al margen de su condición de mujer, es una artista talentosa y finalmente porque ha tenido prácticamente 70 años de trayectoria profesional. Todo eso hace de Martha un personaje rico y singular”.

“En cuanto a su trayectoria profesional, me atrevería a decir que debe ser un caso único en el mundo. Hoy Martha tiene 86 años y sigue dibujando. Y sin embargo apenas tiene alguna mención en alguna revista de hace 30 o 40 años atrás. Por eso creímos pertinente hacer un libro que la reivindicara”, dijo a Cacodelphia.

Sobre el trabajo de investigación, Bukavec aseguró que se concentró en “la técnica, el trazo, las características y la personalidad reflejada en las ilustraciones y los personajes” de la artista nacida en Moreno. “En el libro además de contar su historia profesional, me detuve también en algunas de sus características”, expresó. “Por ejemplo la singularidad en el dibujo de las mujeres o las distintas expresiones y gestos en animales no caricaturizados”. Martha -señaló el autor- se distinguió también “por haber logrado quebrar esa regla no escrita que establece que quien ha realizado dibujos para adultos, no puede también realizar ilustraciones para libros de cuentos infantiles”.

Desde 1949, Barnes ha trabajado para las grandes editoriales argentinas y también para editoriales extranjeras, como DC Comics y Eerie Publications. Además de historietas, realizó también ilustraciones para libros de cuentos infantiles y viñetas para el suplemento infantil del diario La Nación. “Cuando habla de sus comienzos Martha reivindica siempre a su abuelo”, relató Bukavec. “De chica a ella le gustaba dibujar y hay que aclarar que fue chica en la década del ‘30 y por entonces era frecuente que a las mujeres, por fuera de lo que eran sus estudios, se les impusiera estudiar piano, canto, corte y confesión, bordado y peluquería. Martha pudo esquivar esas reglas de la época y desde muy chica se propuso ser dibujante y su abuelo en ese sentido fue un gran estimulo”, detalló el autor. “Siempre creyó en su arte y en poder transmitirlo y nunca se sintió disminuida por ser mujer”.

Barnes estudió Bellas Artes en la provincia de Mendoza y una vez recibida llegó a Buenos Aires donde realizó sus primeros trabajos en “las editoriales más importantes del país en su momento, Tor, Abril, Perfil, Esquiu y Acmé. Pero su trayectoria fundamentalmente la hizo en Columba, donde permaneció hasta que la editorial cerró, en 2001. También colaboró con Record y algunas editoriales del exterior entre ellas Erie y DC Comics, la editorial que ni más ni menos, tiene entre sus personajes emblemas a Batman y a Superman”.

Escuchá/Descargá la entrevista completa

Los comentarios están cerrados.