Un disco donde conviven los códigos del tango, el chamamé, la cumbia, el rock, el reggae, el punk y la chacarera.

El Quinteto Negro La Boca presenta el próximo 11 de mayo en La Trastienda (Balcarce 460 CABA) “Cruces urbanos”, su nuevo trabajo discográfico. Antes de ese encuentro, Pablo Bernaba, fundador, bandoneonista y compositor de la agrupación tanguera habló sobre este nuevo material, del contrato firmado con Sony, de la relación que los une con Osvaldo Bayer y del barrio de La Boca.

“Este nuevo trabajo empezó en ´Tangos libertarios´, allí comenzamos esa experimentación que en ´Cruces urbanos´ profundizamos. En este caso llevando el tango a otros géneros aparentemente más disimiles”, detalló Bernaba en el aire de Cacodelphia. En su cuarto disco de estudio el quinteto grabó con invitados especiales como Chango Spasiuk, 2 Minutos, Antonio Ríos, La Mississippi y Las Pastillas del Abuelo, entre otros. “Un disco tiene que justificar su existencia y en nuestro caso intentamos plasmar discos que no sean algo común, ese es nuestro desafío”, afirmó.

“Cruces urbanos” cuenta con arte de tapa del artista platense Rocambole “quien le terminó de dar una redondez de cruces interesantes” contó Bernaba sobre el trabajo que es distribuido por Sony. A propósito del acuerdo con la multinacional explicó que “una de las intenciones del grupo siempre fue trasladar el tango a otros espacios. Somos el primer grupo de esta camada en firmar con Sony. Y esperamos que eso le dé una proyección distinta a nuestro trabajo y a partir de ahí a todo el tango denominado joven, que desde hace año se viene desarrollando en nuestro país”.

Sobre el vínculo que los une con don Osvaldo Bayer, Bernaba recordó que el escritor y periodista fue parte del disco “Tangos libertarios” y junto con Nelly Omar y Leopoldo Federico apoyó la creación de la Escuela Popular de La Boca. “Una buena experiencia que durante unos años pudimos llevar adelante”, dijo, “y por todo esto queríamos que don Osvaldo participe de alguna manera de este trabajo, porque es como un padrino del Quinteto, que siempre ha estado colaborando en muchas cosas con nosotros”.

Hace diez años el Quinteto nació en el Barrio de La Boca desde donde continúa mirando el mundo. Y sobre esa identificación con el barrio, el bandoneonista rosarino aseguró “acá nacimos como grupo, acá ensayamos y además hemos realizado ciclos, charlas, festivales y la Escuela Popular de Tango. Nos identificamos con el barrio, pero no con estereotipo for export. Tratamos de no caer en ese estereotipo vacío de Caminito, ni en ese tango del cual no estamos alineados ni nos sentimos parte”.

“Nacimos a mediados del 2008 y casi diez años después tenemos cuatro discos editados, un DVD y muchísimas presentaciones en distintas partes del mundo. El balance entonces que hago es eso que quedo y que es la base que tenemos para continuar profundizando el camino”, agregó.

Escuchá la entrevista completa

 

Los comentarios están cerrados.