Esta noche interpretará en La Plata esta obra compuesta por diez canciones pobladas de personajes y de historias que aparecen en chamarras, zambas, tonadas, tangos y triunfos.

“Estamos muy contentos de poder presentar nuestro disco en la ciudad de La Plata”, aseguró Arreyes en Cacodelphia, previo a la presentación del trío que conforma junto a Eduardo Canale y Gerardo Jardin.

La presentación es en la noche del viernes en el Mondongo Cultural (20 N°1883 70 y 71, La Plata)

En la contratapa del disco que hoy presentan en la ciudad, se puede leer: “Devolviéndole al viento las hilachitas del canto perdido”, una frase que Atahualpa Yupanqui escribió en 1965 en su libro El canto del viento. “Somos muy seguidores de los padres de nuestros folklore y en particular de don Atahualpa”, contó el músico tucumano. “Y ese libro en particular nos marco mucho, así que al momento de armar este proyecto, le tomamos prestada la idea y por eso el grupo y el disco se llaman Hilachas”.

En el primer trabajo del grupo nacido en la ciudad de Bahía Blanca aparecen como invitados Fernando Cuello, Lucas Magallan, guitarrista mendocino a quien le dedicaron la tonada “Guitarra de los vientos”, Maxi Corinaldesi en contrabajo y el bandoneón de Julián Mansilla. Al ser consultado sobre las historias que atraviesan las canciones del disco, Arreyes contó que comenzaron a surgir en distintas guitarreadas. “Somos muy guitarreros”, describió: “Nos juntamos casi a diario a cantar las cosas que nos gustan y de esos encuentros fueron saliendo las coplas que hablan de nosotros y de nuestros amigos”.

El trío conformado hace cinco años y que hoy forma parte de la Biblioteca Almafuerte, centro cultural donde se desarrollan ciclos de cines, charlas y encuentros, fue armando un repertorio donde hablan en general “de las cosas de todos los días”. Recuerdan a los ferroviarios de Tafí Viejo (“Ferruca”), en “Madera de Tucumán” destacan la escuela de lutheria de esa provincial desde donde salen guitarras, chelos, violines para todo el mundo y en “Ojala que sí” homenajean a la industria nacional. “En esa canción hablamos de la lealtad, de los ferrocarriles, de los hospitales públicos, del Pulki, del rastrojero y de la moto Puma. Es una canción que a Juan Falú le gusto mucho y le puso música de candombe”, contó Arreyes. El trío le dedico al guitarrista tucumano el gato “De hacha y tiza” y a Raúl Carnota el triunfo “No se confunda”.

Del viento frío bahiense llegan esta noche coplas y canciones que Jorge Arreyes y su trío recogen en guitarras y transforman en un canto compañero. Habrá entonces que seguir a don Atahualpa Yupanqui y escuchar al viento, entenderlo y seguirlo. “Aquel que sea capaz de entender el lenguaje y el rumbo del Viento de comprender su voz y su destino –dice Yupanqui-, hallará siempre el rumbo, alcanzará la copla, penetrará en el Canto”.

 

Escuchá/Descargá entrevista completa

Los comentarios están cerrados.