Las contrataron para la foto y tras largos meses de precarización fueron arbitrariamente despedidas.

 

Eidan Logan Matelica, contratado y luego despedido por la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, explicó en el aire de RAP que tanto a él como a su compañera Juli les hicieron firmar un contrato de locación de servicios, un contrato fraudulento que permite el acceso a la ART, que no contempla la indemnización, ni el derecho a carpeta médica y tampoco la afiliación a ningún gremio.

La bronca de sentir que hicieron cartel con nuestras identidades, nuestras realidades y nuestras problemáticas para jactarse de que están haciendo lo políticamente correcto cuando en realidad lo que hacen es seguir vulnerándonos“, expresó Logan Matelica.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.