La comunidad educativa denuncia que las autoridades competentes aparecieron “para la foto”, pero aún no hay avances concretos para la restauración edilicia.

En la institución ubicada en 7 y 601 funcionaban, hasta el incendio del 29 de octubre del año pasado, la Primaria 23, la secundaria 81 y el Plan FinEs. Después de este hecho, sólo 4 aulas quedaron habilitadas pero no hay baños ni luz y tampoco gas, por lo que no puede funcionar correctamente el comedor y los alumnos reciben una vianda seca y leche fría.

Transcurridos casi 6 meses, aún no comenzó la licitación de la obra y el edificio continúa deteriorándose por las lluvias y salones a la intemperie. Los estudiantes de primaria y de secundaria cursan repartidos en aulas modulares del camping Sagrado Corazón, a más de 15 cuadras de la escuela. Sólo los de primaria pueden hacer uso del transporte provisto por el Estado para trasladarse hasta el predio, el resto lo hace caminando.

Norma Garrido, docente del plan FinEs, contó en Arriba Hormigas que el programa de finalización de la secundaria cuenta con una totalidad de casi 200 alumnos y que la matrícula se incrementó este año por el cierre de bachilleratos para adultos y otras sedes del FinEs.

Garrido también señaló que las autoridades estatales sólo están “para la foto y para prometer”.Al declarar la escuela en estado de emergencia pasa a la órbita de Infraestructura, y los de Infraestructura para sacarse siempre están pero más que eso no hacen porque las aulas están peores, por la lluvia y al estar sin techo se empiezan a deteriorar cada vez más las paredes“, explicó.

Esta situación se inscribe en una falta de instituciones educativas en ese sector de la ciudad. Según un informe de la Mesa Barrial (2014), desde 1964 no se construye en Villa Elvira una escuela primaria, y de las secundarias de la zona sólo la Técnica Nº 5 tiene edificio propio. Las demás se han ido acoplando de prestado en los edificios de escuelas de otros niveles. Según el mapeo de la Mesa, las secundarias básicas que hay son la 28 (4 e/ 610 y 611); la 42 (122 e/ 603 y 604); la 54 (122 e/603 y 604); la 43 (7 y 643); la 61 (6 e/ 72 y 73); y la 77 (81 y 116). Las Nº 42, 24 y 28 funcionan en las Primarias Nº 59, 23 y 27, respectivamente. La oferta educativa para el ciclo medio se completa con la escuela experimental Barrio Jardín (1 bis entre bulevar 2 y 3), el Centro Educativo de nivel secundario Nº 452 (en 7 e/ 75 y 76) y los colegios privados San Jorge (8 bis e/ 81 y 82) y Santa María de los Ángeles (81 y 9). La situación es similar para el nivel inicial, y muchos/as niños/as que no pueden acceder a jardines de infantes son recibidos en guarderías comunitarias gestionadas por organizaciones sociales y “madres cuidadoras” que, a pesar de su compromiso y voluntad, no cuentan con la formación docente de maestros/as.

El jueves al mediodía hubo una jornada de protesta en 7 y 601 y para este viernes 20 de abril habrá una marcha: miembros de la comunidad educativa concentrarán en la escuela a las 17hs para marchar a las 18hs hasta 7 y 50, en el centro de la ciudad y hacer visible su reclamo.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.