24 actrices tomaron la iniciativa y redactaron una carta abierta dirigida a los diputados y diputadas de la Nación para pedirles que voten por el proyecto de la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito. Una de las actrices firmantes es Marina Glezer. Juana Sostén habló con ella sobre el proceso, la convocatoria y la repercusión de esta carta que ya lleva más de 400 firmas.

La despenalización del aborto en Argentina es un reclamo impulsado desde hace años por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Esta semana, después de siete años de cajoneo legislativo, se discute por primera vez en el Congreso Nacional. Actrices manifestaron su apoyo al tratamiento y la aprobación de esta ley y Marina Glezer cuenta cómo fue este proceso.

Marina, ¿cómo surgió esta convocatoria a actrices argentinas?

Fuimos convocadas por Claudia Acuña de la revista MU @lavacatuitera. Fuimos convocadas varias actrices, con Dolores Fonzi a la cabeza, para hacer esta carta para los diputados y las diputadas porque bueno…todos muy contentos con el debate, pero bueno…ahora que salga la ley ¿no?…y un poco yo estoy como trabajando en la causa hace 7 años y sé que mis colegas, porque en ese momento me apoyaron en forma privada y personal. Hubo acuerdo y sobre todo me decían “que valiente, que valiente, que valiente”, y después se dieron cuenta de algo que es muy groso; que es que si grita una no nos escucha nadie, pero que si gritamos todas sí. Mujer bonita no es la que lucha sino la que lucha por todas.

Se armó como una cuestión sorora

Claro, viste que hasta Male Pichot escribió en el Enojate Hermana como el hit del verano cuando fui a contestarle a este teólogo en la tele, me dijo “algo malo va a pasarte por haber abortado”; que me dijo “no soy cristiano, no soy católico”, y hoy justo recibí un tweet de uno que me dice que es pastor.

A mi…el que se enoja pierde y no estuvo bueno haberme sacado y hablar desde tanta visceralidad, pero la realidad es que a mí me angustia que las pibas se mueran por abortar.

Sí, que de alguna manera…Mira te voy a contar algo, nosotras utilizamos un fragmento de ese momento que a nosotras nos pareció muy genial y muy necesario, para hacer la apertura de este ciclo 2018 de Juana Sostén. Y en algún punto nos pareció que estaba bueno pasarlo porque hay algo del feminismo que un poco también es a los gritos ¿no?

Si no nos enojamos no nos escuchan, por eso yo tipo me llevo bien con Male porque entiendo que la Pichot se enoja, y mucho, y putea hermoso pero claro…como que sino rompés un mundo no renacés.

Claro, y porque también de alguna manera se sabe que hay veces que cuando terminamos gritando es porque todas las vías anteriores de explicarlo con buena onda y humor se nos agotaron.

Claro, o porque ya no estamos ni sumisas ni calladas, y hay algo de esto de “se va a caer, se va a caer el patriarcado se va a caer”.

Yo estoy tratando de ocupar todos los espacios posibles, todos los lugares a los que voy y siento que me quedo afuera, le propongo a la persona que lo arma…un ejemplo: la Comic Con, “che, ¿no te va para que modere un panel de comikeras?” Hay un montón de mujeres que también hacen comic y que no tienen solo la palabra los dibujantes, sino que también están las dibujantas y que tenemos muchas cosas para decir y de muchos años de silencio. Entonces cada uno desde su espacio, obvio…pero como actriz, te queda corto porque siempre hay un productor que necesitas que te llame.

Foto: La Vaca

Marina, vos nos contabas al comienzo de que fue Claudia Acuña quien las convoca a ustedes ¿Cómo fue cuando ustedes se unen y el proceso de escribir la carta?

Claudia Acuña se hace eco de que todas estábamos a favor, y el proceso de escribir la carta fue unirnos en un chat. Hubo una primera carta, Vero Llinás, creo, ahora estoy un poco perdida como se fue desarrollando en el chat la comunión de ideas…pero más o menos todas tenemos la misma claridad. Somos todas de convicciones e ideologías muy diversas, pero en esta causa estamos muy unidas, como supongo que también en muchas otras, porque el feminismo iguala e incluye, entonces es como muy difícil el quedarse afuera de la inclusión y la igualdad. Para todas todo, que habría de otra cosa que ser mujer para querer esto, pero dentro de eso lo que nos une es esta causa. Y a partir de la primera escritura de la carta se debatió un par de ideas y se conformó esta carta, obviamente escrita y redactada en conveniencia con todas que la lanza Claudia Acuña, que se hace eco de que todas estábamos a favor de esta causa.

¿Cómo fueron las repercusiones? Porque bueno ahora, como decíamos al comienzo, comenzaron con 24 firmas y ahora ya son 212.

Yo te digo que el colectivo de actrices, que después hay una idea de sumar hombres, que se haya multiplicado no me extraña, y me alucina y me hace sentir fuerte y feliz. Pero cuando yo salí en la tele a contar mi experiencia personal, no con afán autorreferencial sino en plan de concientizar o visibilizar un problema social que teníamos todos, yo en ese momento fui hasta amenazada telefónicamente por no sé quienes, como los que están…no se quienes, porque no termino de entender quienes son, sí, la iglesia pero bueno, si vamos a hablar de la iglesia hablemos de qué tiene esa institución como para que ellos puedan tener voz, opinión o algo sobre nuestros cuerpos. Hace 7 años fui amenazada, fui catalogada de asesina, fui violentada y lo que decían las chicas que se expresan o que se están manifestando públicamente hoy por hoy con los pañuelos y pidiendo la despenalización y la ley de interrupción voluntaria del embarazo, y que los diputados voten esta ley que legisla para todas igual, tienen repercusiones y están como asustadas o amedrentadas o invadidas por un montón de jeiters, digo, de las redes que las insultan y tienen un nivel de cinismo y de agresión total. Todavía hoy sigo recibiendo “¿quién te conoce?” por ejemplo, y no es que me tenés que conocer para lo que yo estoy diciendo. Pero en ese momento, hace 7 años…yo estoy curada de espanto, porque en ese entonces “Ah! Sí, la que abortó” y no es así, uno construye una sociedad mejor, no es un plan “yo quiero que me conozcas por esto.”

Sí, de alguna manera me imagino también que más de una actriz se ha sentido alojada por esa carta, con su experiencia personal o por lo que piense que hasta el momento no lo podía expresar por esto que comentas, que bueno…vos fuiste amenazada

Es muy lindo ser 212 y no ser una, “¿qué necesitás?” y…necesitás estar con un montón para que si nos tocan a una nos tocan a todas. Pero quién no se sintió Micaela, quién no se siente cada femicidio, cada mujer que matan un poco esa mujer que matan…o a mí, me pasa por lo menos.

Sí, que también, lo que está bueno de estas movidas y de que el debate se instale de esta manera, es que también todas podemos sentir empatía por una mujer que aborta, y también contarlo públicamente “yo aborte”.

Eso es lo que…y también, decía, bueno cada vez que…bueno, llegué a preguntarle a la gente que me llamaba para el morbo de contarle “¿cómo lo hiciste?” y no sé qué, yo le terminaba diciendo “pero vos no me vasa decir que ¿no tenés una prima, una hermana, una tía, una abuela que abortó…alguien?” Una de cada tres mujeres aborta, una de cada tres muere. Todos conocemos a una mujer que abortó, TODOS; entonces abortamos todas, entonces es un dato real, porque decidimos sobre nuestros propios cuerpos y, es clandestino e ilegal, pero igual lo hacemos, el tema es cómo, y quiénes.

Incluso hasta la jeiter que te bardea en Tweeter…porque eso es el tema con el aborto, es que se oculta de una manera que mientras el tema sea tan tabú, no se va a poder hacer nada, porque aborta hasta la que va a misa todos los domingos

Celebro fuerte que no sea tabú. Celebro que se pueda hablar en las escuelas primarias, secundarias. Celebro que los nenes de 8 años sepan que las mujeres cuando quedamos embarazadas por accidente en responsabilidad compartida con un hombre, tenemos derecho a decidir si queremos o no queremos continuar la viabilidad de ese embarazo. Nosotras tenemos ese derecho, lo practicamos a ese derecho, el tema es que por una cuestión legislativa no lo podemos hacer de forma legal. Es una injusticia social, es claro, está muy claro, entonces el eco de la multiplicidad de voces y de la sociedad misma es que le pide a gritos al Poder Legislativo que ejecute una ley que nos dé ese derecho de forma legal.

Nos decías que tienen como uno de sus objetivos incluir varones actores que se unan a la causa ¿Cómo sigue esto que empezaron a organizarse ustedes? ¿Tienen pensado algo más?

Se plantea desde la organizativa, desde el chat que somos como ciento y pico, primero: hacer una acción que sea ir al Congreso, y ser oradoras, y después sí, la idea es continuar para que salga la ley. La fuerza la tenemos, el empoderamiento lo tenemos nostras todas como sociedad y nosotros como sociedad podemos pedir qué queremos. ¿Queremos que nos aumenten el gas? no, no queremos ¿Queremos no poder salir a comer afuera? no, no queremos; entonces bueno…así cuando tenés que ir a votar, bueno lo mismo también en el momento de plantarte y luchar ¿dónde? y bueno…ahí hay que organizarse, unirse y organizarse.

Me encanta esto de “Hagan historia y salden su deuda con las mujeres” Me parece que esta interpelación tan directa a los diputados y diputadas es…

Sí, porque es como muy anacrónico, viste…esos países desarrollados e incluso los no tan desarrollados tienen definitivamente el aborto legal; o sea es muy…nosotros tenemos un Estado laico que opera como un Estado religioso en muchos aspectos de la Constitución y sin embargo, no se respeta, entonces es un dolor con el que convivimos cotidianamente. Por lo menos así lo siento yo como mi responsabilidad civil de haber crecido en esta época y en este contexto socio-histórico.

Marina, te agradecemos la comunicación y bueno…que la cuestión avance y esperamos poder hablar con vos nuevamente en otros términos en otro momento

Que avance, que abra este debate y salga la ley

Los comentarios están cerrados.