La disposición gubernamental de cerrar Ferrobaiares deja cientos de despedidos y varios ramales en desuso.

El ingeniero Norberto Rosendo, presidente de la comisión nacional Salvemos al tren, explicó en Arriba Hormigas que la medida supone la cancelación de casi la mitad de los servicios ferroviarios de pasajeros de Buenos Aires, el despido de más de 1300 agentes y la desaparición de la conexión ferroviaria con La Pampa.

Los ramales no dejan de existir porque la mayoría tienen trafico de cargas, no es que levantan las vías pero si dejan de correr los trenes de pasajeros y dejan a pie a un montón de gente del interior“, señaló Rosendo quien más allá de contemplar la problemática laboral de los trabajadores ver con preocupación el futuro de los usuarios a los cuales la empresa les ofrecía un transporte diez más barato que la del colectivo equivalente.

En la opinión del ingeniero “no tendrían que haber tocado al personal de estación del interior de la provincia y Ferrocarriles de la Nación se tendría que haber hecho cargo de los servicios, lo que pasa es que todo lo que Vidal no puede manejar lo rompe“.

 

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.