A fines de diciembre se le había otorgado el beneficio de arresto domiciliario y residía en Mar del Plata desde entonces.

Miguel Osvaldo Etchecolatz, responsable de la Dirección General de Investigaciones de la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura cívico militar, condenado cinco veces a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad, volverá a la cárcel. La Sala IV de la Cámara Federal de Casación penal, constituida por los jueces Mariano Borinsky, Gustav Hornos y Juan Carlos Gemignani, hizo lugar al pedido solicitado por la querella a cargo de Pablo Llonto y le revocó la prisión domiciliaria.

 

Los comentarios están cerrados.