En la víspera de un nuevo 24 de marzo, la defensa letrada de los derechos humanos advierte sobre la trampa de juzgar a los genocidas como meros delincuentes.

 

Guadalupe Godoy, querellante en la causa contra Miguel Osvaldo Etchecolatz, el ex director de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la última dictadura, dialogó con el equipo de Arriba Hormigas sobre el fenómeno de los vecinos organizándose en repudio de los genocidas, los listados del Sistema Penitenciario que recomiendan beneficiarlos con la prisión domiciliaria y la importancia de marchar en unidad de cara a un nuevo aniversario del golpe de Estado del 24 de Marzo de 1976.

En cuanto a la revocación de la domiciliaria a Etchecolatz, la abogada dijo que está medida fue posible gracias a la fuerte movilización popular sumada a la aparición de sujetos políticos imprevistos como los vecinos del Bosque Peralta Ramos: “Lo que hacen es mostrar que estas consignas que nosotros hemos expresado desde siempre, como que el único lugar para un genocida es la cárcel, han hecho carne en el pueblo”.

La estrategia es diluir a quienes están presos por delitos de lesa humanidad junto a los que están por delitos comunes“, señaló la abogada en relación a los listados del Servicio Penitenciario que se dieron a conocer en los últimos meses y que aconsejan al Poder Judicial sobre quiénes podrían ser favorecidos con la prisión domiciliaria.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.