Aunque el proyecto favorece el acceso gratuito para tratamientos, no aborda la cuestión del autocultivo.

Mariano Fusero, abogado y miembro de la Asociación de Pensamiento Penal, remarcó en el aire de RAP que más allá de la sanción de la ley existe un déficit respecto al desarrollo de investigaciones que aporten evidencia sobre las propiedades y el impacto de la sustancia en el organismo humano.

No es que está ley permite a los laboratorios, o eventualmente a los privados, realizar investigaciones sino que es una cuestión que ya estaba pautada y por una falta de interés, de recursos o de burocracia administrativa no se realizaron“, expresó el abogado.

Para Fusero el próximo paso a dar es ver “cuál de estas provincias va a tener la iniciativa y el coraje político de abordar una regulación integral y democrática de la sustancia, contemplando también el tema del autocultivo“.

No tenemos que encerrarnos en la idea de que todo es responsabilidad del Congreso Nacional, las provincias tienen una competencia muy importante en materia de salud por lo cual, abordando el tema del acceso a la sustancia mediante la técnica de autocultivo se podría brindar cierta tranquilidad a las personas que están desarrollando estás conductas como para que no sean criminalizadas“, concluyó Fusero.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.