Los treinta y un detenidos en la represión en plaza de Mayo quedaron en libertad. Desde la Correpi aseguran que se trató de una cacería para deslegitimar el reclamo por Santiago Maldonado.

Ismael Jalil, de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), explicó en el aire de RAP que los incidentes se produjeron después de la movilización y “quienes provocaron esta situación lo hicieron con una idea muy clara de instalar esto por sobre la marcha“.

No estamos diciendo que no hubo incidentes, sería absolutamente torpe negar la realidad, los incidentes existieron pero los detenidos no tienen nada que ver con ellos“, señaló Jalil.

Para el representante de la coordinadora, el procedimiento policial quedó al descubierto ya que “de los treinta y uno detenidos no hay uno sólo que haya participado de los hechos, a medida que ves sus declaraciones y las pruebas que hay, te das cuenta que la policía una vez que los levantó y se los llevó después los repartió en las actas en horarios y lugares que no coinciden“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.