Tras dos semanas de demoras, el gobierno nacional accedió a la medida cautelar impulsada por la CIDH y dispuso el traslado de la referente de la Tupac Amaru desde el penal de Alto Comedero a una casa en el barrio La Ciénaga.

El pedido que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le remitió al Poder Ejecutivo Nacional para que dispusiera la libertad domiciliaria de Milagro Sala fue atendido con varias semanas de retraso y de manera parcial. Recién hoy se decretó la mudanza de Sala a una casa en Villa Parque La Cienaga, en una propiedad que no dispone de puertas, ventanas ni servicios de agua, gas y electricidad.

En dialogo con Arriba Hormigas, Paula Álvarez Carrera, abogada de Milagro, señaló esta misma mañana que el proceso llegó a una instancia donde “estamos en situación de incumplimiento que hasta pareciera arbitraria y caprichosa porque no hace falta más que la firma del juzgado para darle la domiciliaria”.

 

Escuchà/descargà la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.