La cantante se encuentra celebrando “Todos estos años”, un repaso de sus 30 años de ejercicio popular en la música. En charla con Paseo Inmoral nos contó los detalles de su gira y sus inquietudes artísticas.

“La idea de Todos estos años es tomar temas de cada uno de los discos. Y cada disco tiene 10 o 15 temas más, así que puedo ir variando la lista y eso me pone muy contenta. Es muy estimulante para mí, me cansa repetir, es raro que yo repita los conciertos tal cual y que la lista sea siempre la misma”, expresó Liliana Herrero en charla telefónica con Paseo Inmoral al referirse al actual espectáculo que viene presentando. Además aclaró que su camino en la música “es un diálogo muy profundo entre personas, géneros, y distintas tradiciones. Para mí la música es una comunidad libre y emancipada. Esa idea me parece clave.”

La artista comentó a su vez lo agradecida que está con la convocatoria que está teniendo el actual show. “En el último concierto les dije al público: ‘Yo sé lo que significa hoy pagar una entrada y les agradezco esto, porque la verdad que fueron tres conciertos preciosos’. Tuvimos que hacerlos porque quedaba gente afuera, así que fue maravilloso para mí.”

A raíz de su repaso de tres décadas grabando discos, fue inevitable que la conversación se remonte al recuerdo de sus inicios, con la figura Fito Páez como gran responsable de que ella se decidiera a grabar su primer disco, en 1987. “Yo no tenía la menor intención de grabar, sinceramente. Había regresado la normalización democrática al país, yo había vuelto a trabajar en la Universidad, donde di clases durante muchos años menos en el momento de la dictadura. Y a él se le ocurrió que yo tenía que grabar, incluso yo le decía ‘No ¿Por qué? Si yo estoy muy bien cantando en mi casa, en la ducha’.”

Muy interesante fueron los momentos en que Herrero regaló lindas palabras sobre sus apreciaciones de algunos lugares comunes que se repiten entre el mundo de los músicos. Un ejemplo de ello fue cuando cuestiono el concepto de “carrera” musical: “Con la música y con el arte no hay ninguna carrera. Hago los discos cuando quiero, cuando tengo ganas, cuando veo que puedo encontrar una idea. Yo no tengo un compromiso contractual con ninguna multinacional para hacer a cada año y medio un disco. Nunca acepté eso. Y me siento más libre y más tranquila. Así debe ser la música, sale cuando sale, no se puede planificar en años eso. Y eso que yo no soy compositora, eso sería más complicado aún.”

Al describir su rol como intérprete detalló: “Yo invento sobre la base de lo que ha sido hecho, es lo que siempre intento. Lo cual no quiere decir que sea mejor que la versión del autor. Es simplemente otra mirada. Cuando uno puede hacer otra mirada sobre una obra cualquiera, es porque esa obra es muy poderosa, da la posibilidad de pensar en otras cosas. Eso es lo más interesante, despertar una voluntad creativa.” A lo que resaltó lo maravilloso que le es navegar sobre la obra de autores como Juan Falú, Spinetta, Charly García, Cuchi Leguizamón, Ramón Ayala o Atahualpa Yupanqui. A la vez que discutió el concepto de “cover” priorizando la presencia del intérprete en la canción: “Ese es un invento del mercado, no existe cover posible. Repetición no, eso lo hizo el autor y lo hizo bien. Bueno, saquémoslo de ahí y vamos a otro lugar.”

Viniendo al presente, desde Paseo Inmoral se le preguntó cuál era el rol de ella hoy con la música, a lo que Liliana respondió: “Me alegra no poder responder la pregunta de dónde estoy en la música. Cuando uno está en la música esa pregunta debe estar formulándosela todo el tiempo, es un gran motor, envión; no es cualquier pregunta esa. Y yo creo que hay que celebrar que uno tenga la capacidad de seguir haciéndose esa pregunta.”

 En cuanto se retomó la charla sobre sus actuaciones en vivo y lo que el público debe esperar de Todos estos años, la música contó: “La gente va a los conciertos y yo les doy mi corazón, pero también me lo doy a mí misma porque sino no podría darle el corazón a nadie. Yo no quiero cantar cualquier cosa. Y aún en el error: si me equivoco yo no lo oculto en el escenario. Prefiero parar un concierto y empezar ese tema de nuevo. Burlarme de mí incluso, salir de ese estereotipo de los medios, es algo que a mí me sale naturalmente. Uno tiene que trabar la maquinaria, porque sino no hay revolución posible. Y la música es una revolución”.

El próximo show de Liliana Herrero será el viernes 25 de agosto en el Teatro Roma de Avellaneda desde las 21 hs. Más información en el siguiente link:

https://www.facebook.com/events/143353472915676

Escuchá/descargá la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.