La justicia dispuso su traslado del penal de Alto Comedero a una casa en condiciones inhabitables en el barrio La Ciénaga, la defensa dio una conferencia de prensa para exponer sus críticas del caso.

Marcos Aldazabal, parte del equipo de abogados que lleva delante de la defensa de Milagro Sala, manifestó en el aire de RAP su desencanto con lo dispuesto por la justicia, dadi que además de demorarse por varias semanas, la resolución también llegó de manera parcial: “Es una cuestión de humillarla constantemente, de dilatar los plazos, de hostigarla, es una cosa sin precedentes, a ninguna persona coherente se le puede ocurrir en una casa como la que la quieren mandar“.

Para el abogado la cuestión “era muy fácil de resolver, lo que había que hacer era disponer que se cumpla en su domicilio real, en el que siempre vivió, que está en perfectas condiciones y que también tiene perfectas condiciones de seguridad porque allí se cumplió sin ningún tipo de inconveniente la prisión domiciliaria de su marido“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.