Radio Futura habló con el lonko mapuche detenido en el Pabellón 6 del Penal de Esquel desde hace más de un mes, por un pedido chileno de extradición.

 

En una entrevista en vivo concedida al programa Rap Todo Terreno, Facundo Jones Huala habló sobre su preocupación por la desaparición de Santiago Maldonado, el ensañamiento del gobierno nacional en la persecución mapuche y las vinculaciones con los poderes económicos; su detención en Chile y su formación como militante referente mapuche.

Radio Futura: ¿Cómo viviste estos días?

Facundo: Preocupado por la situación de Santiago y porque está todo militarizado, además estoy en huelga de hambre, pero igual con la moral alta como siempre a pesar de la difamación de los medios hegemónicos.

RF: ¿Cuándo te enteraste de la situación de Santiago?

F: El mismo día pero no tuvimos seguridad hasta el otro día, hasta confirmar bien porque pensábamos que se podría haber perdido por ahí. Pero después la gente contó bien, porque la gente huyo por la represión pero después empezó a contar lo que habían visto.

En seguida me enteré que había una situación de represión pero no sé si el mismo día de lo de Santiago, porque hubo gente que fue de Esquel para allá que son de la comunidad y que fueron retenidas por la Gendarmería y por Nocetti, después pudieron venir para acá.

RF: Estás detenido cuando en realidad la justicia dijo que no tenías que estar detenido.

F: Nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa.

RF: ¿Cómo fue el momento de la detención?

F: Fue un control de rutina, pasé el documento porque pensé que andaba legal en el país y quedé detenido. Me demoraron un rato para confirmar en el juzgado (Federal de Bariloche), y quedé detenido a disposición de (Gustavo) Villanueva y lo cierto es que nunca saltó la orden de captura internacional y fue una decisión de Villanueva dejarme detenido y creerse la Corte Suprema de justicia para decidir sobre la decisión de otro juez. Él no puede intervenir sobre ese tipo de causas, me debería haber mandado acá a Esquel. Hay una serie de irregularidades que terminaron haciendo que los jueces cedan al poder político.

RF: ¿Tu interpretación tiene que ver con que es una cuestión política entre los dos estados?

F: No es mi interpretación, es una realidad. El juez Otranto (Gustavo Otranto, juez federal de Esquel ) fue apretado por la Sociedad Rural, en los días previos al juicio. Luego hubo un pedido de juicio político por parte del gobernador de la provincia de Chubut. Muchas situaciones y además la reunión entre Macri y Bachelet donde fuimos temas de agenda y en este momento somos un tema no solo de seguridad nacional, sino de la agenda del país.

RF: ¿Cómo fue el apriete por parte de la Sociedad Rural?

F: Eso lo dijeron los organismos de DDHH. Nos contaron que unos días antes del juicio el año pasado (31 de agosto y 1 de septiembre del 2016). La sociedad Rural vino y por eso me sacaron con casco y chaleco, porque decían que temían por mi vida también, porque evidentemente la Sociedad Rural está metido en esto y se supo que fue a darle una serie de “consejos” al juez.

La Sociedad Rural aquí es muy mafiosa. Son los latifundistas y terratenientes. Tienen grupos parapoliciales y la misma policía actúa en su favor, en términos legales e ilegales. Son familiares de jueces y políticos, son dueños de medios de comunicación. El Diario Jornada que hace una gran propaganda contra nosotros es de miembros de la Sociedad Rural de aquí de la zona.

RF: ¿Te enteraste del programa de Jorge Lanata que habló de los mapuches financiados por Europa y de que ustedes van por la nación mapuche?

F: Sí, lo vi. Me hicieron una entrevista de mas de una hora para pasar treinta segundos, cortando, editando y cambiando todas las cosas. Vino Ignacio Otero, muy simpático, pero después editaron todo según su conveniencia. Hubo mucha manipulación, pedimos que pasen el vídeo entero y no lo hacen y generan todo un contexto y clima para decir otra cosa.

RF: ¿Quiénes son los autores ideológicos de esta visión de que “la guerrilla mapuche que quieren cortar la Argentina al medio”?

F: Yo no creo que los periodistas sean inocentes y no sepan: ha habido agentes de inteligencia vinculados a los medios de comunicación. Nosotros sabemos que es así. Cuando  fui detenido aquí en Villegas en seguida los medios de comunicación sabían, antes de mi propia familia y en ese lugar no hay señal de celular. Es evidente que hay relación entre las fuerzas de seguridad, los políticos y los medios de comunicación. El año pasado la ministra de seguridad dijo que eramos un asunto de seguridad nacional.

RF: ¿Cómo te sentís ante ese tipo de acusaciones?

F: A veces me da un poco de gracia pero creo que están jugando un poco con fuego, porque termina siendo una cuestión de propaganda y es perjudicial tanto para nosotros como para ellos, porque hay cosas que son evidentemente mentira. Nosotros nos hacemos cargo de la violencia política como forma de autodefensa y de liberación porque nos han quitado todas las vías institucionales para la solución de los conflictos. Pero nosotros peleamos con piedras, y cuando muestran el arsenal incautado en el operativo es ridículo porque aparecen palas, machetes, martillos. Eso en conjunto con la teoría de estar financiados por los ingleses.

RF: ¿Conocen los nombres de los terratenientes extranjeros que están detrás de todo esto?

F: Sí, principalmente Lewis, Benneton y hay otros que son de la farandula argentina, Tinelli y Máxima la reina de Holanda. Además de las empresas que en realidad pertenecen a los mismos Lewis y Benneton. Creo que han superado a la derecha chilena y toda la represión que ha habido en Chile durante 20 años, aquí lo superaron en dos años.

RF: ¿Cuántas hectáreas están en manos de estos terratenientes?

F: Sé que Benneton tiene un millón de hectáreas y que no todas están legalizadas.Y Lewis tiene cada vez mas tierras con su palo blanco que es Nicolás Bandigaman, que es un amigo intimo del intendente de Bolsón y de las inmobiliarias y además el intendente de Bolsón (Bruno Pogliano) era el contador de Lewis. Él y Benneton son socios. Lewis tiene acciones en Shell y es dueño de casi toda la electricidad del país.

RF: ¿Cómo fue tu último tiempo detenido en Chile?

F: Estaba cumpliendo arresto domiciliario y lo que sucedía es que los carabineros nunca tomaban la firma y presentaban informes diciendo que yo no había firmado porque no estaba en el lugar. Entonces me llamaron a audiencias y los jueces no me creyeron. Me querían condenar porque  hay una animosidad por la doble condición de argentino y mapuche. Es evidente que el caso es político aunque lo presentaban como un delito común. Es así de los dos lados de la cordillera.

RF: Se dice que en la reunion de Macri y Bachelet hablaron de ese tema, ¿crees que tuvo que ver con tu detención?

F: Ella decía que no sabía sobre el tema pero el mismo Clarín sacó esa afirmación. Bachelet es la presidenta que mas muertos mapuches tiene en su gobierno aunque hace poco le pidió perdón al pueblo Mapuche y llamó al diálogo. Pero dos semanas antes de ser detenido hubo dos muertos en conflictos de tierra.

Macri ha sido peor que Chile en 20 años, se ve con la desaparición de Santiago. Hay un ensañamiento con el pueblo mapuche movilizado, va por el mismo camino pero mucho más acelerado. Dijeron que iban a reprimir cualquier movilización mapuche y lo que ellos consideren que es RAM (Resistencia Ancestral Mapuche).

RF: Muchos periodistas dijeron que lo de Maldonado es una operación de cara a las PASO, ¿cómo es esto?

F: Hay una intención de despolitizar esto para partidizarlo. Él tiene una visión e ideología política del mundo. Eso es una falta de respeto, me parece que  los que están haciendo una operación son los del macrismo.Que vuelva a pasar esto en el contexto de luchas sociales es un síntoma muy grave y creo que el intento de politizarlo para ese lado es quitarle el peso que realmente tiene.

RF: ¿Cómo fue tu formación para llegar a ser un referente?

F: Siempre supe que era mapuche. Nos criamos en una familia obrera. Mi viejo fue el que nos formó más en ese aspecto porque él es de Cushamen, él fue camaruco desde los 8 años y mi mamá es de Bariloche, también mapuche, una comunidad que fue desalojada en los años 30 para la construcción de parques nacionales. Yo tuve varios problemas en la escuela de discriminación. Siempre tuve cariño por la lectura y alguna sensibilidad social, despreciaba en fascismo y me gustaba el rock contestatario. Nosotros vivimos la crisis,  recuerdo que los primeros reclamos que participé fueron por comida, salud y educación. Tuvieron mucha influencia las radios comunitarias en mi formación. También mi abuelo que fue militante peronista. Tuve acceso a la lectura a muy temprana edad y a la vez a acercarme a organizaciones mapuches que estaban en conflicto de tierras. Mi abuela fue la que me enseñó sobre la cultura y a hablar Mapudungun . Combiné el conocimiento del sistema actual con los antiguos. Comprendí que nosotros no teníamos que seguir doctrinas ajenas porque teníamos nuestra propia cultura.

La primera vez que fui detenido tenía once años. Fui con mi primo a comprar un mapa para la escuela y nos metieron en un calabozo por actitud sospechosa. Nos detuvieron muchas veces solamente porque éramos pobres. Nosotros nos hemos politizado en la calle a partir de la necesidad real y la violencia de la propia democracia. A mis doce, trece años ya tuve mis primeras palizas de la policía.

RF: ¿Cómo estás en el pabellón estos días?

F: Me llevo bien con los compañeros, sólo tuve problemas con el servicio con unos funcionarios que me querían poner una sanción por una discusión que tuve hace unos días.

A modo de conclusión, el lonko mapuche expuso: “Sostengo la necesidad urgente de trasformar la realidad social del pueblo Mapuche y de Argentina. La gente tiene que salir a manifestarse y cambiar la realidad como fue en el 2000“.

Escuchar/Descargar la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.