Natalia Contrera, integrante de la Asamblea platense “No a la Planta Nuclear ni en Río Negro ni en La Patagonia”, explicó los motivos de sus reclamos.

Frente a la posibilidad de instalar una planta nuclear en Viedma, afloraron con fuerza en los últimos tiempos los reclamos de asambleístas de todo el país que ven un peligro altamente contaminante en su implementación. En charla con Paseo Inmoral, Natalia Contrera, comentó: “En el acuerdo consta la creación de una planta nuclear que se prevé para el año 2019 y que es un prototipo sin antecedentes, una planta que todavía no está aprobada. Se instalaría cerca del golfo de San Matías y sería una inversión de 7 mil millones de dólares que irían al aumento de la deuda externa argentina. A su vez este acuerdo tiene cláusulas secretas, que pueden derivar en cualquier cosa.” 

A 30 años del desastre nuclear de Chernobyl (actual Ucrania), la asamblea ejemplifica los riesgos altamente contaminantes que derivan del mal uso de la energía nuclear: “En Río Negro plantean la consigna de que si los hombres prehistóricos hubieran hecho esto, nosotros estaríamos pagando las consecuencias todavía, protegiendo esos desechos radiactivos para que no nos contaminen. Un desastre nuclear tendría consecuencias irreversibles, no se puede volver atrás”.

Desde la asamblea se pide por el uso de alternativas con energías renovables como la geotérmica, la hidroenergía, la solar o la eólica que aprovecharía los enormes vientos patagónicos. Frente a los 1000 megabytes de energía que aportaría la planta nuclear, la desconfianza de los asambleístas está afincada en las modalidades en que aplican métodos similares. “¿A quién iría esa energía? Todo indicaría que esa energía abastecería a áreas y negocios que no irían a energía argentina o a proyectos e industrias nacionales. Ya se sabe que gobiernos anteriores han hecho represas para que Aluar reciba energía para su planta, no es que garantiza energía en el resto de la población.”
La soberanía nacional es uno de los argumentos que se ponen sobre el tapete de la discusión. Contrera detalla al respecto: “Es importante aclarar que la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina no está participando de esto. Nuestra formación, nuestros técnicos, nuestros científicos, el área preparada del Estado para esto, no tiene participación. Es una dependencia tecnológica científica de soberanía, dependencia de capitales chinos donde no va a haber participación de científicos locales. Al acuerdo se le dice ‘llave en mano’: Se firma un acuerdo y los chinos hacen todo sin intervención argentina.”

Este miércoles se realizarán marchas en todo el territorio nacional para pedir por la no implementación de plantas nucleares en nuestro territorio. “La consigna es ‘No queremos una planta nuclear ni acá ni en ningún lado’, que se apueste a otro tipo de energía. Acá en La Plata nos vamos a concentrar el miércoles 9 de agosto a las 13 hs en calle 7 y 50. Vamos a hacer una radio abierta, volanteada, vamos a estar con carteles. Así que invitamos a toda la población”, relató.

También habrá movilizaciones en todo el país, en Santa Cruz, Misiones, Entre Ríos, Buenos Aires, Río Negro. ATE Provincia de Río Negro planteó un paro de 24 hs para el 9 para que la gente pueda movilizarse y pueda participar de los reclamos.

Escuchar/Descargar la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.