Mientras las autoridades preparan el estreno de “El Gran Macabro”, los trabajadores y trabajadoras convocan a una protesta para denunciar los incumplimientos contractuales de la gestión.

Julio Ricciardi, de la junta interna de ATE del Teatro Argentino, refirió en Arriba Hormigas que “el punto más conflictivo es el pase a planta de casi doscientos agentes, eso está enmarcado dentro de lo que es el Ministerio de gestión cultural de la provincia y aproximadamente son quinientos, esto abarcaría todos los teatros de la provincia“. Ricciardi también señaló que “la antigüedad de los contratados, en promedio, son doce años que están esperando su estabilidad laboral, cuando la ley dice que a igual tareas igual remuneración, que pasado un lapso de tiempo en esta situación de mensualizado o contratado el agente tiene derecho a la estabilidad laboral“.

La gestión anterior relegó lo que era en ese momento el Instituto de Cultura, relegó el factor humano del Instituto, los planteles, las estructuras, la carrera de los trabajadores y recién en 2015 habíamos llegado a un cierto grado de acuerdo, se generó un expediente con todos estos agente que estaban en esta situación pero el gobernador perdió las elecciones y nunca lo firmó“, recordó el vocero de ATE.

El agravamiento del conflicto continuó “cuando asumen las nuevas autoridades, nos reunimos, planteamos que este era el problema principal del Teatro Argentino y el resto de las instituciones de Cultura, evaluaron este expediente que estaba conformado, entendieron que el reclamo era justo, revisaron que los agentes estuvieran cumpliendo funciones normales y habituales, que no había ninguna situación irregular, y lo que nos pidieron en ese momento -ya hace dos años- fue un tiempo para evaluar cómo venían las cosas pero que entendían que el reclamo era justo y que era algo que hay que resolver“.

La premier de “El Gran Macabro” se llevará a cabo el próximo domingo 23, por su parte, desde la Asamblea de trabajadores del Teatro, convocaron a una jornada de protesta para el viernes 19 y el mismo día del estreno. A modo de cierre, Ricciardi observó que “lo que se ve afectado es la puesta en escena, ya que algunos sectores sí acataron la conciliación obligatoria, la parte de escenario se mueve y la parte artística continúa con su tarea, lo que se está intentando hacer es poner una especie de “puesta de opera alternativa”, con una escenografía improvisada, incluso se le está pidiendo a los cantantes que se caractericen ellos mismos en sus casas, una especie de sacar una función a cualquier costo, a costa de la calidad final de la obra“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.