Victoria y su hija Selene fueron secuestradas durante ocho días por Rolando Rovera. Una historia de violencia machista que terminó con la vida de una beba de dos años y la posibilidad de una cadena perpetua para Victoria, pareja de Rovera, a quién denunció desde el comienzo como el asesino.

María José, de la Mesa por la Absolución de Victoria Aguirre, recordó al aire de RAP como se dio su acercamiento al caso: “Trabajo en una línea de emergencia de derecho familiar y a partir de ahí conocí a las compañeras que están en la militancia contra la violencia de género en diferentes organizaciones, de esa manera se formó la mesa por la absolución, el año pasado, justamente porque no había fecha para que inicie el juicio contra Rolando Rovera y Victoria por el crimen de Selena Aguirre“.

Ya habían pasado dos años de que Victoria estaba detenida, con la movilización de la mesa, con la presión que se fue ejerciendo a través de diferentes convocatorias, marchas y pedidos porque se inicie el juicio, finalmente ahora, en el mes de junio, el 28, se dio inicio a la primera jornada del juicio oral“, señaló María José.

La referente del espacio remarcó el manejo tendencioso de la fiscalía a la hora de solicitar las condenas: “Victoria tiene una acusación por homicidio, agravado por el vínculo, porque es la madre de Selene, y Rolando Novera tiene una acusación por homicidio simple porque no tiene ningún vinculo de parentesco sino que era la pareja de la madre. Ella enfrenta una condena a cadena perpetua, en el caso de encontrarla culpable, y él una condena de ocho años de prisión“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.