Para el sistema judicial las llamadas “mulas” que hacen el traslado fronterizo de estupefacientes no son más que delincuentes. Se omite la situación de explotación que fuerza a estas mujeres, condicionadas por vulnerabilidad y pobreza, a trabajar bajo la órbita de los grandes narcotraficantes.

La abogada Marisa Tarantino dialogó con RAP, donde analizó  las complejidades que hay detrás del procesamiento jurídico de las “mulas” del narcotráfico a raíz de un caso particular en el que le tocó participar como fiscal: “Era una chica que venía de un estrato social muy bajo, tenía unas condiciones de vida muy precarias, vivía en un asentamiento, era una chica muy joven que tenía tres hijos a cargo, y que se presenta en el hospital muy asustada porque ella manifiesta que había tomado unas capsulas y se inicia todo un procedimiento penal donde ella, obviamente, es imputada, digo obviamente porque así es como se trata dentro del sistema penal a estos casos“.

Tarantino prosiguió con la reconstrucción de esta historia que ejemplifica con claridad lo ambiguo del sistema penal: “Es imputada con una hipótesis de infracción a la ley de estupefacientes, cuando el caso llega a la fiscalía, vemos estas circunstancias particulares de la chica, nos hacían pensar que estaría involucrada en una red de tráfico, advertimos que esta chica ya había tenido tres entradas y salidas al país, era una persona,  que por sus condiciones de vida, de ninguna podía ir a Europa tres veces en los últimos tres meses, era poco probable que lo pudiera costear, entonces tratamos de encontrarle este encuadre a partir de la ley de trata, cuando se quiso ir a buscar a esta chica para que pudiera prestar una declaración resulta que nos enteramos que estaba detenida en España porque una vez más había viajado y esta vez si la habían detenido con capsulas en su estomago“.

El planteo que surge es: qué pasa que todo lo que es la construcción de la política anti-trata, que estableció una serie de categorías jurídicas que son herramientas para pensar la situación de las mujeres vulnerables no es aplicada en estos casos, y la conclusión mía es que el Estado está manifestando un doble estándar, o sea, si nosotros nos ponemos a pensar las condiciones estructurales de desigualdad, y las violencias que recaen sobre las mujeres, que están siendo criminalizadas por los casos de estupefacientes, no hay ninguna razón que inhabilite la aplicación de la ley de trata para estos casos“, expresó la abogada a modo de conclusión.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.