“La comunidad” es un libro periodístico donde se indaga a fondo el interior de las fundaciones San Camilo y San Antonio, instituciones privadas para rehabilitar a personas con problemas de adicción: explotación, maltrato y muerte signadas por la desidia del Estado.

Pablo Galfré, periodista y autor de “La comunidad. Viaje al abismo de una granja de rehabilitación“, dialogó con la mesa de trabajo de RAP donde hizo una descripción del instituto en el cual centró su investigación:”San Camilo es una institución total, lo que significa que gobierna la vida de las personas que están ahí adentro, es una granja de “rehabilitación”, donde supuestamente van las personas que tienen consumo problemático a curarse de esa enfermedad pero San Camilo también es un campo de concentración, porque las personas están privadas de su libertad ahí y están esclavizadas“.

Cuando decimos privadas de su libertad es porque muchos de ellos son secuestrados de sus casas para ser internados ahí, patotas van y los retiran de las casas y los dejan, con el consentimiento de los padres, dentro de esta granja, son esclavizados es porque ellos trabajan ahí dentro, tienen que hacer sus camas, limpiar los cuartos, cocinar, limpiar la cocina, si son castigados tienen que estar limpiando toda la institución, podando el pasto, cortando las ramas y no sólo de la institución sino de la casa quinta de Martín Iribarne, el señor burgués dentro de todo esto“, detalló el periodista.

Galfré hizo hincapié en la historia de Matías Lamorte, uno de los casos trágicos que nutren las páginas de su libro: “Matías pesaba ciento treinta kilos, tenía problemas de consumo y durante cinco días estuvo en un cuarto, encerrado con otros internos, fumaban cigarrillos ahí dentro, vomitaban y no se limpiaba, todo un clima irrespirable para una persona como él, con problemas de adicción, con problemas de sobrepeso, y obviamente también con problemas cardiológicos, y termina muriendo, el tema es que él a las diez de la noche empieza a decir “me ahogo, me ahogo, me siento mal” y no había médicos o psicólogos de guardia a su cuidado esa noche, los que estaban a su cuidado eran pibes de quince años, otros pibes con consumo problemático, esto está en la causa judicial, no es que me lo dicen a mi fuentes oficiales“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.