Se cumplieron diez años del fallecimiento de Roberto “Negro” Fontanarrosa, dibujante y escritor de pluma inconfundible, verdadero icono de la cultura popular argentina.

El célebre dibujante Miguel Rep recordó a su amigo “el negro” en el aire de RAP, señalando “ese tema de que Soriano, Fontanarrosa no entran a la elite de los literatos que a algunos les preocupa y a otros no, me parece que en el caso de “el negro” es más claro, el siempre trabajó para toda la gente, para un consumo popular, por eso trabajaba en Clarín, por eso hacia esas obras que las entiende mi vieja y no esa literatura más fina pero que es necesaria también porque es la manera en que las vanguardias avanzan“.

Fontanarrosa es el promedio exacto de la buena calidad como pueden ser las letras de los tangos, que son popular y son de calidad, como puede ser Quino, que hizo Mafalda y que se entiende en todas partes y por eso es un clásico pero nunca más bajo que eso, nunca Jorge Corona, nunca Tinelli, estaba releyendo estos días de homenaje algunos de sus cuentos donde se la pasa puteando pero esa no es una chabacanería, eso es reproducir lo coloquial argentino, lo coloquial urbano, en el caso de Fontanarrosa me parece que siempre hubo inteligencia“, sintetizó el dibujante.

Rep también detalló en qué consistía la metodología de trabajo de su amigo: “Era un profesional, muy profesional, el más profesional de todos, producía bastante, tenía un horario fijo: se levantaba a tal hora, iba al estudio a tal hora, dejaba, almorzaba, descansaba, volvía al estudio y después iba a El Cairo, tenía una rutina muy precisa, fue muy metódico y eso lo ayudó mucho para hacer una producción tan visible porque el producía un chiste por día en Clarín, producía una página semanal en Viva, y después los cuentos“.

A modo de cierre, el dibújate expresó que la obra de Fontanarrosa “ha sido muy bien distribuida por De La Flor en los libros y muy bien difundida, involuntariamente, por el teatro y la televisión a partir de los cuentos, entonces “el negro” se volvió popular no por dibujante, porque si bien Inodoro Pereyra y Boogie fueron historietas conocidas, esta cosa que hoy estamos hablando, creo que tiene que ver mucho más con el tema de los cuentos, de que el teatro lo haya llevado por todo el país, de que la televisión lo haya dramatizado con tan buenos actores, me parece que pasa por ahí que se haya vuelto un artista popular y también él poniendo el cuerpo, que iba a muchas localidades y era un orador excelente“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.