Un equipo de profesionales de la Cruz Roja y el Equipo de Antropología Forense en conjunto con sobrevivientes de la guerra, agrupados en el CECIM, buscan avanzar en el proceso de identificación de las 123 tumbas NN en el cementerio de las Islas Malvinas.

Una delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) conjuntamente con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) comenzó las tareas de identificación de 123 tumbas de soldados enterrados en el cementerio de Darwin. A 35 años de la Guerra de Malvinas y luego de un largo recorrido iniciado por un grupo de familiares de Chaco junto a la iniciativa del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas La Plata (CECIM) comenzó este proceso que “devolverá la identidad a nuestros compañeros, algo tan importante y significativo, si tenemos en cuenta lo que representa en nuestro país la pérdida de la identidad”, aseguró en Cacodelphia, Ernesto Alonso.

El ex combatiente e integrante de la Comisión Provincial por la Memoria, afirmó que nunca aceptaron esas tumbas que llevan una placa con la leyenda ‘Soldado Argentino solo conocido por Dios’: “Desde siempre nos sentimos reflejados en los familiares, que a partir de 1991, pudieron viajar a Malvinas en el marco de los viajes humanitarios y al llegar al cementerio de Darwin no encontraban el nombre de su ser querido. En ese dolor que no permitía cerrar el duelo, nos sentimos siempre identificados”.

Por eso hoy estamos muy contentos desde el CECIM La Plata, porque este era uno de los grandes temas que nos propusimos resolver. Hace unos años comenzamos a recorrer lugares y tomar contactos con las familias, y solo después de eso, tomamos la decisión en el año 2011 de presentarnos en la justicia para reclamar, a través de un recurso de amparo, el derecho a la verdad y a la identidad. Ese derecho fue reconocido en el año 2012 y ese mismo año la ex Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, solicitó a la Cruz Roja Internacional arbitre los mecanismos necesarios para llevar adelante esta tarea humanitaria que hoy está comenzando en un cementerio que hasta la fecha esta privado de identidad, y en eso hay una responsabilidad primaria de las Fuerzas Armadas”, agregó el ex combatiente.

Según el acuerdo firmado en diciembre de 2016, entre los gobiernos de Argentina, el Reino Unido y la Cruz Roja trabajarán en el cementerio de Darwin un equipo de 12 forenses del CICR, de los cuales dos serán aportados por el gobierno inglés -John Clark y Jon Sterenbergy- y dos por el gobierno argentino, Luis Fondebrider y Mercedes Salado, integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). “Eso nos garantiza la importancia y la profesionalidad con que se realizara la tarea de exhumación y recolección de las muestras que luego se enviarán al laboratorio que posee el EAAF en la Provincia de Córdoba, para ser compatibilizadas con las más de 95 familias que hasta el momento han dado su consentimiento”, opinó Alonso.

El presidente de la Comisión Nacional de Ex Combatientes, consideró que el proceso de identificación de los caídos, no termina cuando la Cruz Roja se retire de Malvinas. “Va a culminar el día que se identifiquen a todos aquellos que sabemos murieron en las islas. De los 634 caídos en la guerra, hay un número importante de muertes que sabemos no podrán ser recuperadas, como aquellos que murieron en el hundimiento del General Belgrano o los pilotos que cayeron en el Atlántico sur. Pero en el caso de aquellos que murieron en las islas, vamos a seguir esforzándonos para encontrar a todos los familiares que necesitan resolver el duelo y saber cuál fue el destino final de sus seres queridos”.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación denunció desde el CECIM La Plata “está ausente en todo este proceso”. Según manifestó Alonso, el organismo presidido por Claudio Avruj, “no les brinda información a las familias, tampoco les ofrece contención, ni acompañamiento. Hay que comprender que se trata de un proceso que genera a los familiares, una re experimentación de todo ese momento de dolor, ya que estamos hablando de los últimos olvidados de la guerra de Malvinas. Y sin embargo nade de eso sucede. Avruj miente y lamentablemente se sigue basando en la política negacionista”.

Según calcula la Cruz Roja, la misión en Darwin se extenderá hasta finales de agosto en tanto que el informe final, que será entregado a ambos gobiernos, se conocerá hacia finales de año.

Viaje histórico a las Islas

En marzo de este año la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) visitó el cementerio de Darwin en las Islas Malvinas para rendir homenaje a los soldados argentinos caídos durante la guerra y acompañar el reclamo por la identificación de las 123 tumbas NN. “Fuimos a mostrar nuestro apoyo a este proceso de identificación y también a exigir justicia por los soldados muertos y torturados durante la guerra” expresó Alonso.

Al regresar la delegación que integraron, entre otros, Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, el padre Pepe di Paola, la hija de detenidos desparecidos Yamila Zavala Rodríguez y el propio Alonso, fue escrachada por integrantes de la Comisión de Familiares caídos de Malvinas. “Se trata de una organización que fue creada por la propia dictadura militar y que durante 28 años fue presidida por el servicio de inteligencia, Héctor Cisneros, integrante del Batallón 601” recordó Alonso. “Se trata de una organización que se han opuesto en forma violenta a que todo este proceso se produzca. Además ellos son los referentes y administradores del cementerio argentino en Darwin. Avruj a los Derechos Humanos, los entiende del lado de Cecilia Pando y de estos sectores”.

Al ser consultado por la causa que denuncia la violación a los Derechos Humanos, Alonso denunció que está completamente paralizada. “Por la dilación en esta causa que lleva 10 años de iniciada y donde hay más de 120 hechos denunciados, y se han sumado los documentos secretos de Malvinas, en el que se constatan las graves violaciones a los Derechos Humanos, hemos denunciado al Poder Judicial de la Nación”.

Esas demoras de la justicias fueron también denunciadas por el CECIM ante representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). “El presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, se mostró muy interesado en este tema” detalló Alonso. “Por la gravedad de los hechos denunciados, con pruebas y certificaciones, le ha llamado la atención a la Comisión que la justicia retrase y retarde este proceso de investigación” describió. “Al día de hoy no se ha llamado a una sola indagatoria y estamos hablando de denuncias de asesinatos de soldados por parte de los cuadros de las fuerzas armadas argentinas, muertes por hambre, utilización de teléfono de campaña como picana eléctrica y la utilización de pozos de agua congelada como castigo, es decir las mismas prácticas que se llevaron adelante durante el Terrorismo de Estado”.

La demora tiene que ver con ese sector del poder judicial que sigue vinculado a la dictadura militar” afirmó el ex combatiente. “Por eso también hemos iniciado la campaña “Justicia por Malvinas”, para que tome visibilidad el caso, porque ningún argentino avala que esto no se investigue, ni que haya 123 tumbas sin identificar en Malvinas, entonces esto tiene que tomar estado público”.

La causa Malvinas en tiempos de Cambiemos

A partir de la asunción de Macri hemos visto un giro de 180 grados en la cuestión Malvinas, que nuevamente nos recuerda a las peores épocas de los años ’90, cuando se firmaron los acuerdos de Madrid”. Y para prueba sobra un botón, dijo Alonso y contó que el 13 de septiembre de 2016, la entonces ya renunciada canciller Susana Malcorra, firmo un acuerdo donde Argentina manifiesto que brindará apoyo para el desarrollo económico de las Islas Malvinas, como así también la cooperación para la explotación de hidrocarburos y pesca. “De este modo violaron la Constitución Nacional, la Ley de Pesca y de hidrocarburos. Insisto, esto es un retroceso que nos retrotrae a tiempos en donde se le permitió al imperialismo, aplicar la explotación de los recursos ictícolas, primera fase de un proyecto que hoy avanza sobre el desarrollo de la exploración de los recursos hidrocarburíferos y que culmina con una tercera fase que tiene como objetivo avanzar hacia la Antártida y así lo vimos escrito en su museo, donde hay un cartel que asegura que Malvinas es la puerta de entrada a la Antártida“, explicó Alonso.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.