Sindicatos, agrupaciones políticas y organizaciones de derechos humanos marcharon el miércoles para repudiar a Ramón Fernández y Abel Dupuy, del servicio penitenciario de la Unidad 9 de La Plata, beneficiados con el 2×1 que el juez Alejandro Esmoris les otorgó recientemente.

Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de la regional bonaerense de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), gremio querellante en el juicio contra los genocidas, dialogó con Arriba Hormigas, rescatando la importancia de las movilizaciones que “han obligado a que en la cámara de diputados se aprobara por unanimidad, el rechazo a la aplicación de este mecanismo para con los que han sido condenados por juicios de lesa humanidad“.

El gremialista recuperó parte de su experiencia como preso político durante los setenta: “Mi paso por las cárceles del país fue largo, estuve detenido más de siete años, en el año 75, y puesto en libertad vigilada en el año 82, pase la mayor parte de ese tiempo en la Unidad 9, que fue el centro de detención más grande que hubo en la Argentina, allí Dupuy asumió el mando, el 13 de diciembre del año 77, vino con el objetivo de instaurar un régimen de terror, que fue uno de los principales operativos de que se crearan los pabellones de la muerte, que en la cárcel fusilaran a 13 detenidos políticos y también de la desaparición de 17 familiares de presos políticos“.

El objetivo es que los genocidas vuelvan a caminar por las calles de nuestra ciudad como si nada hubiera sucedido, para que todo el mundo sepa que el que asesina para defender a las grandes empresas sea moneda corriente en nuestros país y haya impunidad para con ellos“, disparó Godoy al cierre de la comunicación.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

 

Los comentarios están cerrados.