Se cumple un año y seis meses desde que encontraron el cuerpo sin vida de Jonathan Brian Guzmán en las cercanías del arroyo El Gato. El joven de 21 años había desaparecido de su casa en el barrio Las Quintas en diciembre de 2015. Ahora la justicia demora la entrega de su certificado de defunción mientras afirma que no hay testigos presenciales del hecho.

 

El caso de Jonathan Brian Guzmán volvió a cobrar relevancia estos días luego de que su madre, Elsa Ferrufino, se encadenara en las puertas del Registro Provincial de las Personas, en 1 y 59, cansada de las delaciones que le impiden tener el certificado de defunción de su hijo, documento necesario para poder ingresarlo en el cementerio. El reclamo se llevó a cabo la mañana del jueves y contó con el acompañamiento de Rosa Bru, madre incansable que pugna desde hace años por el esclarecimiento de la desaparición de su hijo Miguel  y un referente regional en materia de lucha contra la violencia institucional.

Hemos acompañado mucha gente, nunca vi una cosa igual, seis meses hace que no le entregan el certificado de defunción para que ella lo pueda ingresar a su tumba“, dijo Rosa al aire de Arriba Hormigas, quien también aprovechó para manifestar su descontento con las pesquisas: “No hay testigos, tal vez los haya y ellos no saben, no hay testigos presenciales, el testigo presencial que tienen es cómo se va Jonathan con este amigo hacia la 32 y después como lo encuentran asesinado dentro de un arroyo“.

Para Rosa, la demora en la salida del certificado es una estratagema para evitar que Elsa salga a luchar por el esclarecimiento de la causa: “Esto de que ella no le puede dar cristiana sepultura también la distrae, para mí la distrae a exigir que desde la fiscalía ya empiecen a investigar qué le pasó a Brian“. Promediando la charla, la referente dejó bien en claro su postura: “No es que Jonathan se suicidó y se tiró en un arroyito de un metro, no tiene disparos, estaba en estado deplorable su cuerpo, no se pudo determinar si lo habían golpeado, las pruebas se borran con el paso de los días, el agua que corría también fue motivo de temor de que no quedara nada“.

Al cierre de la entrevista, Rosa Bru afirmó: “Lo que no hay dudas es que a Jonathan lo mataron“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.