La gestión del instituto que preside Ralph Halek dejó sin trabajo a 30 empleados. Desde la junta interna del gremio aseguran que la nueva dirección inició el recorte presupuestario despidiendo trabajadores que operaban en condiciones de precarización

Una treintena de trabajadores del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales fueron despedidos el miércoles. La flamante gestión que encabeza Ralph Halek y su gerente general Juan García Aramburu empezó el achicamiento del organismo prescindiendo del personal que tenía trabajando sin contrato.

El delegado general adjunto de ATE-INCAA, Nicolás Rodríguez, detalló al aire de Arriba Hormigas, que los despedidos figuraban como proveedores, cuando “un proveedor contratado sería alguien que hace un trabajo eventual de pocas horas o unos días, pasa una factura y cobra pero en este caso es personal con ese modulo de contratación pero trabajando cotidianamente todos los días, cumpliendo horario y cumpliendo funciones”.

De cara al futuro, Rodríguez expresó que “no hay un canal de solución a la vista, se vive una situación de inquietud, de mucha preocupación y eso hay que transformarlo en acción concreta para evitar que avancen con los despidos”.

Escuchá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.