Los choferes de UTA-Córdoba llevan nueve días de paro en repudio a una paritaria que el gremio -intervenido desde hace un año- cerró a espaldas de las bases. El intendente Ramón Javier Mestre lanzó un “plan de emergencia” que supone gendarmes armados en cada unidad.

Esta mañana, el intendente de Córdoba capital, Ramón Javier Mestre, junto al secretario de seguridad Diego Hak, anunció la implementación de un “plan de emergencia” para contrarrestar la huelga encabezada desde hace nueve días por los trabajadores de la Unión Tranviarios Automotores (UTA)-Córdoba, en rechazo a la paritaria que acordó su gremio sin consultar a las bases.

Tito Guzmán, periodista de Radio Sur, en Córdoba, dialogó con RAP sobre los pormenores detrás de este “plan de emergencia” que implicó una reducción numerosa en la cantidad de colectivos en circulación y una fuertísima presencia policial dominando el escenario: “Hay policía federal y policía provincial en las calles y arriba de las unidades hay gendarmes, generalmente dos gendarmes, arriba de cada unidad de colectivo y después, cuando salieron esta mañana a las siete, custodiados por motos de la policía de Córdoba“.

Los colectivos salieron esta mañana y el intendente se animó a dar la frecuencia de la salida de los colectivos pero lo que no dijo es que solamente habían puesto ciento y pico de colectivos en la calle, cuando normalmente, en Córdoba capital, circulan ochocientas unidades, las que no dan abasto porque las frecuencias son terribles, no se cumplen, los colectivos se rompen, no llegan nunca o casi nunca a destino, entonces, un servicio de emergencia, con la décima parte de los colectivos en la calle, no puede garantizar un servicio optimo“, detalló Gúzman sobre el desproposito que implica esta modificación en la frecuencia de los servicios.

El periodista también repasó los reclamos que acompañan a la cuestión salarial que plantean los trabajadores: “Que cese la intervención de la UTA-Córdoba por UTA-nacional, que se llame a elecciones, en todo caso, si UTA sigue intervenida, por no más de dos meses, y que el interventor sea un chofer cordobés, no un hombre que venga de Buenos Aires o de Santa Fe; que los empresarios de Córdoba cumplan con el marco regulatorio de transporte, que han firmado con la municipalidad, arreglen las unidades, que pongan unidades para que pueda subir la gente con capacidades diferentes, que tengas condiciones optimas en los puntos de línea, hay algunos lugares que los choferes ni baños tienen a donde terminan los puntos de línea de los colectivos“.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Los comentarios están cerrados.