La Corte Suprema de Justicia de la Nación se pronunció a favor de aplicar la ley 24.390 –conocida como 2×1- en aquellos casos de condenas por delitos de Lesa Humanidad. “Se trata de mensajes muy tristes a la sociedad que además de asustar un poco, relativiza todo lo que tiene que ver con los Derechos Humanos” afirmó en Cacodelphia, el ex juez Carlos Rozanski.

El Máximo Tribunal declaró aplicable la ley 24.390, que estuvo vigente entre 1994 y 2001, hoy derogada, que reduce el cómputo de la prisión, porque se trata de la ley más benigna. Esa norma por muchas razones “no es aplicable a los condenados por delitos de Lesa Humanidad” aseguró el magistrado y recordó que “la Corte en los últimos años, se ha venido pronunciando sistemáticamente en contra de su aplicación y lo mismo ha ocurrido en los Tribunales”. Por lo tanto “no hay ninguna duda que no es aplicable”. Sin embargo “tres miembros de la Corte Suprema opinaron lo contrario, lo cual además de asustar un poco, relativiza todos lo que tiene que ver con los Derechos Humanos”, sentenció.

Al ser consultado si todos los genocidas condenados por los delitos cometidos durante el terrorismo de Estado, serán alcanzados por este fallo, Rozanski aclaró que “habrá que hacer los cálculos respectivos, porque se aplica una ley que en su momento sostuvo que la prisión preventiva no puede durar más de dos años y eventualmente en algunos casos excepcionales un año más. A partir de ahí cada día se cuenta doble”. Lo que sucede, explicó, “es que los procesos donde se juzgan delitos de Lesa Humanidad, son muy largos en general, por lo tanto, en casi todos los casos se ha superado esa cifra”.

En ese sentido aclaró el ex juez, “a la hora de hacer los números, siempre va a salir beneficiado un sector muy importante de la gente que hoy esta presa, de este modo, se está llevando a la práctica, una especie de indulto encubierto”. Por eso –afirmó- se trata de “un día negro para la justicia y los derechos humanos”.

Los ministros Highton, Rosenkrantz y Rosatti votaron por la afirmativa, mientras que en disidencia, votaron los jueces Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, quienes señalaron que esa reducción no es aplicable a los delitos de lesa humanidad. Este Tribunal, argumentaron, “ha señalado que no hay posibilidad de amnistía, ni de indulto, ni se aplica a ellos el instituto de la prescripción”.

A Rozanski no lo sorprendió el fallo, sí “me horrorizo” dijo el magistrado y explicó que “no me puede sorprender porque estamos viviendo un momento de retroceso extraordinario en materia de derechos humanos”.

Todos los fallos tienen cierto contenido político, algunos más que otros, y este claramente lo tiene, por lo tanto no deberíamos sorprendernos, si horrorizarnos, porque nunca debemos perder la posibilidad de horrorizarnos frente a fallos como este” aseguró el juez que como presidente del Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata, condenó a prisión perpetua al represor Miguel Etchecolatz y al cura Christian von Wernich.

Finalmente el juez aclaró que “los fallos de la Corte Suprema de Justicia no son apelables de ningún modo” y que en este caso se “puede recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”. Pero hay allí, “una pequeña trampita” que generó “la misma Corte Suprema, pero con distinta división en los votos” cuando semanas atrás decidió que los argentinos no estamos obligados a cumplir “los fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Nunca más

El próximo miércoles 10 de mayo, las organizaciones que integran la Mesa de Derechos Humanos de La Plata, realizaran frente a los Tribunales Federales (8 y 50) un acto en repudio de “este nuevo intento de garantizar la impunidad a los genocidas”. A través de una gacetilla de prensa, expresaron que el fallo de la Corte “implica un retroceso en la defensa de los Derechos Humanos y en la lucha contra el Terrorismo de Estado”.

Mientras que en Capital Federal, ese mismo día, distintos organismos de derechos humanos convocan a  movilizarse bajo la consigna “Señores jueces: Nunca Más. Ningún genocida suelto. 30 mil detenidos desaparecidos presentes”. El acto será el próximo miércoles 10 de mayo a las 18 hs. en Plaza de Mayo.

Escuchar/Descargar la entrevista completa a Carlos Rozanski

Los comentarios están cerrados.