Continuamos celebrando los 30 años de Radio Futura y proseguimos con la selección de historias relacionadas con los discos que supieron sonar en su dial a lo largo de tres décadas. Sus influencias, sus repercusiones y -sobre todo- sus melodías.

1993 es un año de quiebre para la historia de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. En esta época Los Redondos comenzaron a saborear el gusto de ser realmente populares en proporciones mastodónticas. Sus primeras incursiones en estadios de fútbol (Huracán 1993 y 1994) inevitablemente los alejaban cada vez más del ghetto que en otros tiempos había servido de caldo de cultivo de su música y mitología.

El álbum doble Lobo Suelto, Cordero Atado fue el ticket a la masividad donde tantos desangelados de los ’90 se refugiarían. Pero, como toda transición, en aquel período aún quedaban algunos coletazos de su relación con espacios en escala más pequeña. Muchos antes de que el Indio Solari les diera sus exclusivas a la Rock & Pop, Los Redonditos supieron elegir a Radio Futura como medio donde difundir sus ideas artísticas.

Gustavo Zurbano, integrante histórico de la radio, recordó ese episodio relatándolo recientemente en el programa Arriba Hormigas: “A fines del ’92 aparece la Negra Poli, cuando estaban maqueteando el disco. Ya había aparecido el CD, se había provocado una revolución porque todo lo técnico hasta ese entonces era cassette y/o vinilo. Entonces la Negra nos dice: “Nos pusimos de acuerdo con los muchachos y queremos que ustedes sean una de las radios de La Plata que difundan el material que estamos por editar. Pero por favor, queremos poder venderlo al disco; así que cuando pasen los temas písenlos un cachito cosa de que quede por lo menos sucio si alguien está grabando.”

Mucho antes de los actuales mashups, en Futura realizaron una práctica que cumplió a rajatabla la orden de la Negra Poli, aunque los resultados serían bastante particulares: “Lobo Suelto, Cordero Atado eran dos discos. Nosotros teníamos una doble compactera y Charly Olmo, operador de aquel entonces y uno de los constructores de la radio ponía un tema en el disco A y otro en el disco B… ¡Pero los ponía juntos! ¡Los pisaba completos! Y jugaba con el balance de la consola entonces vos escuchabas un cachito de acá y otro cachito de acá. ¡Estuvieron jugando con eso como un mes!”; comentó jocoso Zurbano.

Escuchar/Descargar el testimonio de Gustavo Zurbano

 

Conexión Poli

Otra anécdota que refleja el importante rol que tenía la Negra Poli manejando los hilos artísticos de la banda es la que vincula a Los Redondos con el músico platense Sergio Poli. Carmen Castro (La Negra Poli) y Skay hacía tiempo que querían incluir el violín en algunas canciones y Sergio era una referencia ideal para ese puesto. Así rememora el encuentro el músico: “Skay y La Negra me habían visto tocando en un boliche de La Costa con un grupo que se llamaba Cordal Swing, año ’87/’88. Incluso estuvimos tomado una cerveza juntos, charlando. En ese momento yo no sabía quiénes eran porque en esa época Los Redondos no eran una figura tan mediática como para reconocerlos en un boliche de La Costa. Y desde aquella vez a Skay le había quedado la idea de alguna vez meter un violín en algún tema de ellos.”

Lobo Suelto, Cordero Atado Volumen 1

Sergio Poli grabó en dos canciones de Lobo Suelto, Cordero Atado – rito que se repitió dos álbumes después cuando aportó su sonido para ‘Scaramanzia’ -. El resultado de esta experiencia son los violines que se oyen en ‘Un ángel para tu soledad’ y ‘Espejismo’, ambas canciones del Volumen 1. “Tomate el tiempo que necesites, quedate conforme vos con lo que hagas porque en el disco va a decir violín: Sergio Poli”; fueron las palabras del Indio Solari para el joven músico, mostrando la seriedad, profesionalismo e independencia con que Los Redonditos trabajaban sin atarse – ni atando a nadie – a plazos que atenten contra el resultado artístico.

Efectivamente, y apelando a la tan particular inventiva poética de Solari, los créditos indicaron: “Sergio Poli – violín – blueczarda en Espejismo y Un ángel para tu soledad”. ¿Blueczarda? ¿Un nuevo instrumento? ¿Qué significa esa palabra?. “¡Jaja! No, eso no lo vas a encontrar en ningún diccionario”, aclara Poli. “Resulta que la czárdá es una danza gitana húngara que se interpreta con violines. O sea que blueczarda es una licencia poética del Indio, indudablemente. Habría que preguntarle qué carajos quiso decir… lo que sospecho es que habrá visto algún giro gitano en el solo mío y se le ocurrió jugar con las palabras del blues y la czárdá”.

Lobo Suelto, Cordero Atado 2

La gira de presentación de Lobo Suelto, Cordero Atado tendría como punto fuerte cinco recitales en el estadio Tomás Adolfo Ducó entre 1993 y 1994, logrando así todo un hito de convocatoria que marcaría a fuego – para bien o para mal – al futuro de la banda e incluso la posterior faceta solista del Indio Solari. Sergio Poli, un músico acostumbrado a tocar en recintos más reducidos como el Teatro Argentino de La Plata, también participó en esa gira. En el video que registra la interpretación de ‘Espejismos’ en Huracán se escucha a Solari presentándolo, paternalmente ante la masa humana, como un amigo de La Plata. “No fue lo mejor que hice musicalmente en la vida, pero sí lo que tiene mayor carga de impacto en lo emocional. Pararte adelante de 50 mil personas prendiendo encendedores no te ocurre todos los días”, confiesa el músico.

Más allá de que su participación en Los Redondos es un recuerdo muy lindo, Sergio Poli desarrolló una carrera prolífica y multifacética en la que consolidó una obra que sigue vigente y que muchas veces lo conectó con el espacio de Radio Futura: “Con la radio tuve y tengo relación. Fui infinidad de veces a hacer notas y entrevistas. La última fue el año pasado, cuando sacamos Luna de Hielo: el disco con el ensamble, me entrevistó Sergio Marelli para Ventana a la calle. Tengo la mejor relación con la radio, con el recuerdo de Eduardo siempre dando vueltas.”

Escuchar/Descargar el testimonio de Sergio Poli

Los comentarios están cerrados.